Viena a tu ritmo

0

Hace cien años Viena vio nacer una revolución artística y cultural, que cambio el futuro y que reservo para siempre está metrópoli un lugar entre las ciudades más importantes del mundo.

Viena capital de Austria en Europa central, con 414 km cuadrados y 1.800.000 habitantes, es una antigua ciudad fortaleza enclavada en el margen oriental de los Alpes a orillas del rio Danubio. Con una forma más o menos circular está dividida en 23 barrios o distritos urbanos que están ordenados concéntricamente, en el centro se ubica el distrito uno lo que sería la antigua ciudad donde se concentra casi la mayor parte de la historia de Viena, rodeando el primer distrito tendríamos 8 barrios centrales, del 2 al 9 están ordenados de izquierda  a derecha como las agujas del reloj, luego del 10 al 23 serían ya los barrios periféricos organizados de igual manera que el resto de los distritos. De ahí que en los nombres de las calles prevalece el número del barrio.

Antiguamente y antes de asignarles un número a cada distrito, entre mediados y finales del S.XIX estos barrios de la periferia no eran parte de la ciudad, ya que se les consideraba suburbios, teniendo cada uno de ellos su nombre y una propia historia aun en el recuerdo de los más ancianos.

Actualmente barrios como Meidiling en el distrito 12, se encuentra muy cerca del centro histórico, y aunque no destacan por tener cafés clásicos ni elegantes hoteles, sí que son una buen alternativa para encontrar acogedores y modernos alojamientos, aquí se respira aires de barrio obrero, con un pequeño mercado diario al aire libre, y perfectamente comunicado con varias líneas de metro que en pocos minutos nos situaran en la Viena más imperial.

Mercado

Mercado

En el S.XIX el pensamiento libre floreció en sus cafés y las nuevas ideas en música y filosofía, convirtieron a esta ciudad en todo un referente entre la burguesía más refinada. Actualmente los turistas se congregan en Viena para experimentar una cultura artística dinámica, manifestada en calles históricas, donde resuenan los valses de Strauss, vienen para tomarse un café en los mismos lugares donde pensadores tan importantes como Einstein y Freud vieron la vida pasar, así como para disfrutar de algunas de las obras de arte más espectaculares del mundo, y contemplar una arquitectura única.

Aunque el sistema de trasporte público es eficaz en esta ciudad, la mejor manera de saborear plenamente Viena es hacerlo con tranquilidad y a pie. Sumérgete en la ciudad siguiendo la Ringstrasse, un amplio paseo alrededor del centro de la ciudad perfilado con palacios extravagantes, galerías, museos y elegantes casas privadas. Muchas de las principales atracciones de la ciudad se encuentran dentro del “anillo”, como la plaza Stephansplatz como centro neurálgico. Pide un café cargado con nata en una de las cafeterías de la zona, los cafés son la pura esencia de la cultura vienesa y se ha descrito como lugares “donde se consume tiempo y espacio, pero únicamente se cobra el café”. Durante generaciones en las más antiguas cafeterías vienesas, ilustres escritores han escrito literatura, ensayos  y han debatido sobre el sentido de la vida.

Estación de metro Gumpendorfer

Estación de metro Gumpendorfer

Visita la pastelería Demel, los confiteros originales de la familia real Austriaca y pide una tarta Sacher, el pastel de chocolate tradicional, relleno de una deliciosa y fina capa de mermelada de albaricoque (por cierto dicen que la verdadera receta yace rigurosamente guardada en el Hotel Sacher), relajante leyendo prensa internacional, o disfruta del festín visual de los interiores sofisticados como el techo de mosaico de la catedral de San Esteban,

Viena fue el hogar de algunos de los mayores compositores del mundo, como Beethoven, Strauss, y es conocida por muchos como la ciudad de la música,  pasea hasta la ópera estatal de Viena, uno de los teatros de ópera más grandes del mundo, haz una visita por los bastidores y conoce la historia de este edificio que  ha hecho las delicias de los amantes de esta música y el ballet desde el siglo XIX.

opera

Ópera Estatal de Viena

Siguiendo el anillo se encuentra el palacio imperial de Hofburg, este impresionante palacio fue hogar de la dinastía Habsburgo que gobernó la región durante siglos, actualmente es la residencia oficial del presidente de Austria.

Viena es una ciudad que tiene el don de inspirar a todo aquel que la visita, donde puedes seguir el rastro de algunas de las mentes más prodigiosas de la historia o disfrutar de trabajos artísticos de incalculable valor… Deja que tu espíritu se relaje en esta ciudad de gran lirismo.

Vienna Car, una buena alternativa

Si quieres aprovechar tu visita a Viena visitando los principales museos, edificios y poder coger cualquier tipo de transporte público, te aconsejamos que utilices la Vienna Car, con esta tarjeta te dará acceso a importantes descuentos en diversas entradas a museos, atracciones o edificios históricos, así como utilizar las veces que quieras el transporte público sin tener que pagar en cada trayecto.

vienna-car

Hay dos tipos de tarjeta la de 48 o 72 horas, se pueden comprar en hoteles y en la Tourist-Info en la Albertinaplatz (todos los días 9–19 h), la Tourist-Info en la Estación Central de Viena (todos los días 9–19 h), la Tourist-Info en el aeropuerto (todos los días 7–22 h), en los puntos de venta e información de las Wiener Linien (por ejemplo en Stephansplatz, Karlsplatz, Westbahnhof, Landstraße/Wien Mitte) o en tienda online.

Fotos. Alejandra Ribas – Texto Pedro Balagué

Datos del viajero

Información turística
– Turismo Austria – https://www.wien.info/es

Cómo llegar
Hay varias compañías que vuelos hasta Austria, entre ellas AirBerlin con vuelos diarios de Barcelona a Viena. https://www.airberlin.com/

Donde alojarse – Te sugerimos
Graetzl Hotel – Este hotel se abrió en diciembre del 2015, actualmente hay unas 18 suites de diferentes tamaños. El concepto del hotel es más parecido al de apartamentos, no hay servicio de desayunos, ya que las habitaciones constan de una pequeña cocina totalmente equipada, las llaves son recogidas en un buzón, donde previamente y mediante un código que nos envían por correo podremos acceder para recogerlas. Está situado en el corazón del barrio de Meidlinger, delante se ubica un pequeño mercado con algunos puestos de frutas y verduras de granjeros, y pequeños puestos de comida. http://www.graetzlhotel.com/

Qué comer
Existen varios platos típicos de Viena que vale la pena probar, principalmente a base de carnes. Os sugerimos dos especialidades vienesas que tal vez son las más conocidas y típicas por excelencia.wiener-schnitzel

El Wiener Schnitzel, es una escalopa al estilo vienes, carne de ternera empanada, se suele servir con dos grandes trozos y acompañados normalmente con patatas o ensalada. Entre los muchos restaurantes que podremos probarlo, está la Labstelle, situado muy cerca del centro. Se recomienda hacer reserva. http://www.labstelle.at/ 

Otra recomendación gastronómica que no hay que perderse, son las típicas salchichas vienesas, que se pueden degustar en multitud de pequeños «kioskos» especializados situadas en plena calle, donde podremos probar  La Käsekrainer, una deliciosa salchicha rellena de queso.

descuento5-iati

Compartir.

Deja un comentario

error: