Parque Nacional de Hohe Tauern en la región de Salzburgo -Austria-

0

Vistas de la cima del Pihapper

Situado en la región austriaca de Salzburgo y compartido con provincias del Tirol y Carintia, se encuentra ubicado el Parque Nacional de Hohe Tauern.  Con una superficie de 1.856 m2, es el más grande de los Alpes a la vez que reserva natural. Montañas de entre 800 hasta los casi 3.800 metros de altitud que emergen para deslumbrar, ofreciendo todo su poderío a los visitantes.

El Parque Nacional Hohe Tauern es el área natural y cultural protegida, contigua y transfronteriza más grande de los Alpes. En cooperación entre la zona central y la zona exterior circundante, tiene lugar la combinación de un espacio natural único y un paisaje excepcional, de estética paisajística, con centenares de glaciares, ríos y cascadas rodeadas de más de 300 imponentes cumbres, algunas de ellas superando los 3.000 metros de altitud, entre la que se encuentra la mayor de todas ellas, el Grossglockner con unan altura de 3.798m.

Esta zona protegida es un testimonio sobresaliente de la formación de montañas alpinas, caracterizada por glaciaciones. De impresionantes propiedades geológicas, de rocas, suelos y de amplio espectro climático, desde oceánico hasta continental, creando una amplia diversidad biológica y ecológica.

Para todos aquellos amantes de la naturaleza, el Parque Nacional de Hohe Tauren, ofrece toda una joya para los aventureros, en caballo, en bicicleta, a pie o desde las alturas, nos sorprenderá su gran belleza natural, todo un hábitat casi intacto, donde flora y fauna salvaje, emergen en uno de los entornos más espectaculares de los Alpes. Creado en 1981 y el primero del país, está considerado como la cara más salvaje de Austria.

Vistas del Parque Nacional Hohe Tauern

Una buena zona de partida para disfrutar de nuestra particular aventura, es la población de Mittersill, conocida sobre todo por los amantes del esquí, convirtiéndose en uno de los puntos de encuentro, por la gran variedad de experiencias en la naturaleza que ofrece tanto en época estival como invernal, además de su cercanía con las ciudades de Salzburgo a solo 100km o en sentido contrario, Innsbruck a 120km.

En Mittersill encontramos el Hohe Tauern National Park Information Centre, una visita obligada antes de conocer el parque de primera mano, ya que nos presenta tanto el pasado como el presente describiendo su evolución, e informándonos de todo lo que nos ofrece este espectacular entorno.

Visitarlo es experimentar con la fauna y flora del parque, gracias a las ocho salas expuestas al público, conservación de especies amenazadas, el estudio y cría de animales mamíferos y acuáticos, o secciones interactivas para toda la familia, entre las que se encuentran varias salas donde se exponen pequeños cortos audiovisuales 3D, acompañados de envolventes sonidos de la naturaleza, entre relajantes susurros de arroyos deslizándose por las laderas, pasando por sobresaltarnos con el recorrido de interminables cascadas al romper en su recorrido, o el estruendo ruido de una avalancha al quebrar.

Sala interactiva del centro de información del Parque Nacional Hohe Tauern

Aunque sin duda uno de los atractivos de este museo, es su sala 360º, con un diámetro de unos 16 metros, es capaz de albergar hasta unos 80 visitantes que vivirán una experiencia natural y única, gracias a la tecnología de proyección HD, junto a fotografías de lapso de tiempo, donde plasman el cambio de clima, juego de sombras y luces, acompañado de un excelente paisaje sonoro, que nos transportará a las mismas entrañas del parque Hohe Tauern.

Para los más expertos en tecnologías, también nos ofrece un portal Nationalpark Tourenportal, con un mapa topográfico para planificar diversas rutas de variadas actividades, como el senderismo, rutas en ciclistas, o trayectos para raquetas de nieve y esquiadores de fondo.

Bosque Raunis

Dispuestos ya para conocer por nosotros mismos tan majestuoso parque, una buena ruta para empezar, es un trekking por el bosque de Rauris hasta una altitud de 1.600 metros, una ruta entre abetos y pinos milenarios, abrazando pequeñas lagunas que salpican el paisaje, así como riachuelos de aguas frías y cristalinas, que se cruzan en nuestro recorrido.  Gracias a los rangers del parque, profesionales y apasionados por la naturaleza, que nos guiarán por los diferentes senderos habilitados por todo el parque, tendremos la oportunidad de aprender todo lo necesario de este lugar, rodeada de una extensa flora y fauna en una biodiversidad única.

El recorrido por la zona de Raunis se puede realizar en 2 horas por trayecto, en el que además de disfrutar de este magnífico entorno, tendremos la oportunidad de poder hacer un alto en el camino, en alguno de los pequeños restaurantes de alta montaña, bajo la típica estructura de madera, que nos iremos encontrando, para poder degustar las especialidades culinarias de la zona, variados y suculentos embutidos típicos de la región, que nos ayudarán a recuperar la energía suficiente para continuar el camino.

Ruta por el bosque Raunis

La montaña de Platte, es otra mítica ascensión ubicada a 1.787 metros sobre el nivel del mar, que nos ofrece una fabulosas vistas de todo el valle, su pendiente de 1000 metros desde el inicio de ruta no es ningún impedimento para apreciar su bella panorámica. Una vez alcanzado el pico, se puede proseguir y subir hasta el Pihapper a 2.513 m de altitud.

Pico Platte

Las cascadas de Krimml, son una de las visitas estrella del parque, situadas muy cerca de la población que hace honor a su nombre.  Unas cascadas que recorren la ladera de la montaña por etapas, con una altura total de 380 metros, considerados estos saltos de agua con los mayores de toda Austria.

A partir de mayo cuando empieza el deshielo hasta el verano, es todo un espectáculo ver su caída. Su recorrido se inicia desde el afluente del Krimmelr Ache en la zona superior, deslizándose con fuerza y convirtiéndose en uno de los espectáculos más bellos e impresionantes del país.

Descubrirla puede ser también toda una gran aventura, hay un sendero de 4 km que recorre todo el trayecto de la cascada hasta llegar a la zona más alta. Durante el camino iremos encontrando diversos miradores, que nos invitaran a un alto en el camino para disfrutar de las vistas. El ruido atronador del agua al chocar contra las rocas, hará presencia en nuestro caminar, dando paso al espectáculo de su caída en su forma más salvaje.

Entre bosques de abetos de gran tamaño transcurre este sendero, por el que también podremos descubrir algunas especies de aves protegidas que viven en toda el área.

Las cuevas de hielo de Eisriesenwelt

Cuevas de hielo de Eisriesenwelt

Mucho más cerca de Salzburgo encontramos las cuevas de hielo de Eisriesenwelt, aun no estando en el parque nacional de Hohe Tauern son un gran reclamo turístico.

Este sistema de cuevas se encuentra en lo alto de la montaña de Tennen,  muy cerca de la población de Werfen y a escasos kilómetros de Salzburgo. Fueron descubiertas en 1.879 a una altitud de 1.656 metros, con una longitud de 42 km, están consideradas como la mayor formación de cuevas de hielo del mundo.

La temperatura en su interior durante todo el año es siempre de 0º. En la primavera durante la temporada del deshielo, el agua va filtrando a través de las gritas en la cavidad y se va congelando, a la vez que se producen formaciones de hielo, en todo este proceso también tiene la ayuda de las corrientes ascendentes de aire, que discurren dentro de la cueva.

La mejor forma para llegar a ellas es desde la población de Werfen,  una carretera serpenteante por la que a medida que vamos avanzando por ella, nos irá dejando ver preciosas vistas del castillo de Hohenwerfen, una impresionante fortificación ubicada en lo alto de un peñasco, y por la que iremos teniendo diferentes perspectivas del lugar, mientras seguimos conduciendo hasta llegar a la entrada del recinto que nos dará acceso a las cuevas, donde podremos dejar nuestro vehículo y empezar la caminata para llegar hasta ellas.

Castillo de Hohenwerfen en Werfen

Una vez adquirida nuestra entrada, tendremos que andar durante unos 20 minutos por una pista que nos llevará hasta el teleférico, hasta llegar casi a la cima en menos de 5 minutos, pudiendo contemplar unas vistas impresionantes hasta finalizar el recorrido, en el que todavía nos quedará caminar un corto pero intenso sendero panorámico, hasta llegar a la abertura de la gruta, donde  podremos escoger realizar la visitar en dos idiomas, inglés o alemán, con una durada de 1.30h de un recorrido de poco más de un kilómetro, siendo la única zona habilitada para poder ser visitada.

Camino a las cuevas de Eisriesenwelt

El trayecto se realiza con candiles, los cuales se reparten entre los visitantes, una experiencia muy interesante y sobrecogedora, al comprobar como antiguamente pudieron descubrir tan fascinante lugar con tan limitada iluminación. No se permiten hacer fotografías, ni siquiera sin flash. Es recomendable llevar ropa de abrigo, incluso en pleno verano. Desde el 1 de mayo hasta el 26 de octubre está abierto todos los días, el resto del año el recinto está cerrado. Durante la temporada de apertura, la media de visitantes es de unos 200.000 al año, y si queremos disfrutar de la visita evitando el menor número de gente, es aconsejable hacerlo en el primer o segundo turno, a partir de las 8,30 de la mañana, de esta manera nos evitaremos las largas colas que se forman en horarios más tardíos.

 Texto. Pedro Balagué – Foto. Alejandra Ribas

GUÍA DEL VIAJERO

Información turística

Turismo de Austria – www.austria.info/es
Turismo de Salzburgo – www.salzburgerland.com
Turismo Parque Nacional HoHe Tauern – www.nationalpark.at

Cómo llegar

Para llegar hasta la población de Mittersill donde se ubica el centro de información, el recorrido más corto es vía Múnich, desde donde hay que conducir durante 2h para llegar hasta el destino.  Si se llega desde Salzburgo, se puede visitar primero las cuevas de Eisriesenwelt situadas a tan solo 40 km de la ciudad, y desde las cuevas hasta Mittersill se puede llegar en poco más de 1h.

Dónde dormir

Hotel Bräurup 4* Situado en el centro de la ciudad de Mittersill, su ubicación es perfecta como punto de partida hacia el Parque Nacional de Hohe Tauern. Sus habitaciones son amplias y acogedoras de estilo rústico. Su restaurante ofrece una amplia selección de platos regionales con ingredientes de primera calidad. www.braurup.at

Qué ver

Centro de información del Parque Nacional de Hohe Tauern (Mittersill) Dentro del centro se puede acceder a varias salas en las que nos transportarán a un mundo de experiencias sensoriales relacionado con el parque, así como información de rutas y actividades. www.nationalparkzentrum.at

Cascadas de Krimml. Este fenómeno de la naturaleza está ubicado  a las afueras de la población del mismo nombre. Se puede llegar en coche hasta el inicio del sendero, donde se ubica un parking gratuito, y empezar el recorrido caminando hasta la zona más alta de las cascadas. Existe un servicio de taxis en la carretera cercana a la población, los cuales son los únicos vehículos que pueden acceder al camino que conduce hasta la cumbre de los saltos de agua. www.wasserfaelle-krimml.at

Cueva de hielo Eisriesenwelt (Werfen). Una de las atracciones más populares de la región de Salzburgo, declarada monumento nacional y considerada como la cueva de hielo más grande del mundo. Abierto todos los días del 1 de mayo al 26 de octubre. www.eisriesenwelt.at

 

Compartir.

Deja un comentario

error: