St. Anton am Arlberg, un pequeño paraíso tirolés para todo el año

0

 

St. Anton am Arlberg es un pequeño paraíso natural situado al oeste de Austria, en las impresionantes montañas del Tirol a 1.304 metros sobre el nivel del mar. Denominada como “La cuna del esquí alpino”, es un lugar de contrastes, donde en invierno se convierte en todo un referente para los deportes de nieve, y en verano se puede disfrutar de infinidad de actividades, rodeados de una naturaleza exultando y salvaje.

 

La región de Arlberg acoge a cinco pequeños pueblos de estilo tirolés, St Anton Am Arlberg, Lech, ZürsSt Christoph y Stuben.

Esta comarca es conocida internacionalmente dentro del mundo del esquí, fue aquí donde hace más de un siglo se dio a conocer algunos de los conceptos básicos de esta modalidad, convirtiéndose en todo un deporte profesional, logrando que sus habitantes transformaran su pasión por el esquí en todo un referente mundial, formando grandes campeones con más de 80 medallas obtenidas, en diferentes campeonatos y juegos olímpicos.

Vistas del pueblo de St. Christoph

En sus altas cordilleras tirolesas alberga alguna de las mejores pistas esquiables del mundo, la estación de Arlberg, la cual se convirtió desde finales del 2016 en el dominio esquiable más grande de Austria, con sus 200 Km para el esquí de fondo y 305 Km de pistas señalizadas, donde con sus 87 remontes y telesquíes, se ha convertido en todo un edén para cualquier esquiador.  A sus pies se encuentra el pueblo más grande de la región, St. Anton am Arlberg.

St. Anton am Arlberg

Calle de St. Anton

Esta población tirolesa de alrededor de 2.600 habitantes, puede presumir de haber sido pionera en construir el primer teleférico invernal del país. A pesar de ser una zona conocida mundialmente por alojar a una de las mejores estaciones de esquí del mundo, este lugar ha sabido conservar su encanto rural, donde la hospitalidad y las costumbres tirolesas, se entremezclan con un ambiente cosmopolita, de modernos hoteles con renovados centros de spa, apostando por una excelente calidad turística, e incluyendo una variada gastronomía, elaborando sus platos con productos locales, dando a conocer su identidad culinaria, entremezclando los sabores de la cocina más tradicional con la internacional, y ofreciendo una amplia elección para todos los paladares.

El Museo de St. Anton am Arlberg, es una casa de estilo tirolés construida en 1.912 como residencia de una familia de la zona, posteriormente fue comprada por la Asociación de turismo para transformarla en un museo. Su ubicación no puede ser más idílica, rodeada de un jardín de estilo japonés, con diferentes fuentes y pequeños riachuelos, que envuelven el lugar entre un pequeño bosque alpino. Actualmente se puede visitar la casa, recorrer sus jardines, disfrutar de sus preciosas vistas, hacer un viaje en el tiempo con la historia de los diversos objetos, ilustraciones y películas que nos enseñan la evolución del esquí en la zona, o incluso reservar mesa en su restaurante y degustar la gastronomía más típica del lugar en sus amplios comedores.

Casa-Museo de St. Anton am Arlberg

Cuando llega el invierno, la zona es un no parar de idas y venidas de aficionados a los deportes invernales, desde St. Anton se coge la telecabina que lleva a los esquiadores hasta la estación, y se puede seguir hasta llegar a la cima de Valluga de 2.811 metros, que hace frontera con los estados austríacos de Tirol y Vorarlberg.

Bicicleta

Pese a ser conocida por ser un destino de esquí, en época estival no deja de recibir visitante. El verano da lugar a descubrir bellos paisajes llenos de colorido, laderas plagadas de una inmensa arboleda que inunda las montañas, y por donde se divisa alguna planicie decoradas con llamativas flores de vivos colores. Y de fondo, colosales picos que llaman a los amantes del senderismo a ser invitados para ascenderlos.

Para los amantes del ciclismo, esta región les ofrece la posibilidad de recorrer el increíble paisaje de Arlberg por diferentes rutas, pudiendo escoger por sus más de 200 Km de rutas señalizadas, incluyendo desde los más exigentes desniveles hasta las rutas de más fácil acceso, todas ellas, disfrutando de panorámicas de la región que no nos dejaran indiferente.

Tarjeta veraniega de St. Anton am Arlberg

Durante el periodo estival, desde el 21/06 al 24/09,  St. Anton am Arlberg ofrece a sus visitantes una tarjeta donde ofrece multitud de actividades y servicios gratuitos. Existen dos categorías.

La gratuita, se puede obtener en el hotel e incluye; una entrada gratuita en diversas instalaciones y teleféricos, así como uso gratuito de los autobuses locales.

Y la Tarjeta Premium, que es de pago y se puede obtener para 3, 5 o 7 días, e incluye uso ilimitado de diversas instalaciones, teleféricos y diversos autobuses de la zona.

 

Texto – Alejandra Ribas – Fotos – Alejandra Ribas / ©TVB St. Anton am Arlberg_Foto Sepp Mallaun

Información turística

Como Llegar

La mejor forma de llegar hasta St. Anton am Arlberg es desde Zurich o Munich, ya que desde ambas ciudades se pueden encontrar diferentes compañías aéreas que vuelen directamente desde Barcelona y Madrid, entre ellas la aerolínea suiza SWISS.

Innsbruck se encuentra a poco más de 1 hora en coche de St. Anton, pero no hay vuelos directos desde las capitales españolas.  Desde Zúrich se puede coger el tren suizo hasta St. Anton  y en Muchic el tren alemán. En ambas ciudades también se pueden encontrar autobuses hasta St. Anton.

Si se decide coger el coche, hay que tener en cuenta que para las autopistas austriacas es obligatorio circular con la Vignette, un tipo de etiqueta que se coloca en el interior del parabrisas. Dependiendo del tiempo que estemos en el país podemos escoger tres opciones; para 10 días, 2 meses o 1 año.

La Vignette se puede comprar en gasolineras, oficinas de correos, tiendas y en la frontera.  Incluso antes de pasar la frontera se puede adquirir en las gasolineras de los países cercanos a Austria.

Dónde Alojarse

Existe una gran variedad de alojamientos Interhome por toda la región de Arlberg. Una manera diferente de poder viajar, descubriendo a nuestro aire el lugar, sin horarios establecidos y pudiendo escoger el tipo de alojamiento que más nos convenga, con un amplio baremo de precios y preferencias, sin que influya la calidad y comodidad de la estancia, en las que además de incluir habitaciones y baño, también tendremos cocina y comedor para nuestra comodidad.

Con Interhome tenemos la tranquilidad de escoger en su página web el alojamiento que más nos convenga, con la tranquilidad de que el lugar que hemos escogido para nuestras vacaciones sea exactamente el que hemos reservado, en caso de no ser así, Interhome se compromete a devolvernos el dinero.  Tienen un servicio telefónico las 24h los 7 días de la semana, para poder realizar cualquier tipo de consulta.

Nuestra estancia en St. Anton nos alojamos en Apartamento Marco *** Modernos apartamentos con todas las comodidades, situado en Pettneu am Arlberg y a tan solo 6 Km de St. Anton.

Dónde Comer

Rest. Nessler Alm(Pettneu) –  A 1610 metros de altitud, se encuentra este restaurante, con terraza a impresionantes vistas de todo el valle. Se puede degustar los platos típicos de la región.

Rest. Schwarzer Adler –(Pettneu) -La tradición tirolesa se refleja en cada rincón del restaurante, con platos típicos de la región.

Rest. Hotel Schwarzer Adler  – (St. Anton) –  Situado en el centro de la ciudad, se entremezcla la modernidad de sus instalaciones con la tradición de su gastronomía.

 

Compartir.

Deja un comentario

error: