PRAGA, ocio y compras en el corazón de la República Checa

0

Conocida como una de las capitales más fascinantes de Europa, Praga es célebre por la belleza de sus calles, la animada vida de la ciudad y su extensa programación cultural. Su ambiente bohemio invita a románticos paseos recorriendo los fastuosos jardines del Castillo, la colina de Petrin, el histórico Puente de Carlos, que cruza las aguas del Moldava; o la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se encuentra el famoso Reloj Astronómico, que acaba de cumplir 600 años.

Surcar el río en barco, ir de compras por la lujosa calle Parizska, admirar las últimas exposiciones de arte en sus modernas galerías, disfrutar de la excelente gastronomía local en una cena para dos o descubrir su variada oferta nocturna son algunas de las sugerencias para aprovechar al máximo un viaje por la capital checa.

Un recorrido a pie

Praga conserva como un tesoro un valioso patrimonio cultural y arquitectónico. Uno de sus emblemas, el famoso Reloj Astronómico de la Ciudad Vieja, de seis siglos de antigüedad, nos sirve de punto de partida para conocer la romántica ciudad en la que se ha inspirado Joaquín Sabina para componer las canciones de su último disco.

La Plaza de la Ciudad Vieja, donde se levanta el original reloj, ha sido desde el siglo IX el escenario de los intercambios comerciales, el centro del mercado. Aquí podemos encontrar la Basílica de San Jacobo y uno de los edificios góticos más significativos de la ciudad, el Templo de Tyn, además de edificios de gran belleza de estilo barroco y gótico cuyas fachadas muestran la riqueza de antiguas familias de nobles, artesanos y mercaderes. Entre ellas se encuentra la casa donde residió Frank Kafka durante muchos años. Por las calles de la Ciudad Vieja también paseaba otro célebre personaje, Mozart, en la que fuera llamada la Praga Dorada.

Desde aquí se puede caminar hacia el barrio Josefov, la Ciudad Judía, con sus sinagogas, la mayor parte pertenecientes al Museo Judío, y el Viejo Cementerio Judío; y seguir hacia Malá Strana (Ciudad Pequeña) a través del famoso Puente de Carlos. Esta hermosa zona se extiende a los pies del Castillo de Praga y está compuesta de apacibles callejuelas donde ver elegantes edificios y palacios, dejar una simbólica pintada en el Muro de John Lennon, visitar al famoso Niño Jesús de Praga en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria o sentarse en alguno de sus bares antes de emprender la subida al Hradcany, degustar una típica cerveza checa y canturrear los versos que Sabina le dedica en la canción Cristales de Bohemia: “Vine a Praga a fundar una ciudad, una noche a las diez de la mañana, subiendo a Mala Strana, quemando tu bandera en la frontera de la soledad. Ay! Praga, Praga… Praga…”

 Texto:  DO IT    Fotos: Alejandra Ribas

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Situación: La República Checa se encuentra en el corazón de Europa,y colinda con Alemania, Austria, Eslovaquia y Polonia. Es un país pequeño, algo menor que Andalucía, que se

Atardecer en Praga

Atardecer en Praga

divide en tres grandes áreas: Bohemia, Moravia y Silesia. Su capital, Praga, tiene una superficie de 496 Km2 (similar a Sevilla).

Cómo llegar: Czech Airlines ofrece cuatro vuelos diarios directos a Praga desde Madrid y dos desde Barcelona. Iberia, Vueling y Smart wings también operan vuelos directos desde España.

Documentación: Los ciudadanos españoles sólo necesitan el DNI en vigor.

Idioma: Checo (inglés y alemán son hablados por la mayor parte de la población)

Clima: Templado (oceánico / continental) de cuatro estaciones.

Temperaturas: Enero -2º C de media – Julio +20º C de media.

Compras: Los productos checos más tradicionales son las joyas de granate, el cristal de Bohemia, marionetas y juguetes de madera, la porcelana… Se pueden adquirir objetos especiales y antigüedades de diferentes estilos: cubistas , art-noveau, etc.

descuento5-iati

Compartir.

Deja un comentario

error: