Estallidos de películas: Stromboli y Vulcano

0

Al norte de Sicilia, se encuentran un pequeño archipiélago volcánico, constituido por las Islas Eólicas. Un conjunto de siete islotes que emergen del mar, con personalidad propia. Dos de ellas, Vulcano y Stromboli les une una misma condición, un encanto inusual, que cautiva a todo el que las visita.

En la costa Noroeste de Sicilia, asoman entre las aguas del mar Mediterráneo las Islas Eólicas, siete encantadoras islas declaradas Patrimonio de la Humanidad, donde el viajero quedará fascinado de sus tierras legendarias, llenas de misterio y encanto, rodeadas de paradisíacas playas, donde la tranquilidad se rompe por el rugir de una tierra que esta en constante movimiento por el latir de sus dos volcanes. Vulcano y Stromboli.

VULCANO. Dios del Fuego.

Vulcano es la isla más cercana al litoral Italiano, a unos 20 Km. Esta isla es uno de las más famosas de las Eólicas, por ser de la que emerge uno de los dos volcanes activos del archipiélago. La última erupción se produjo hacia 1890, hoy en día queda como testimonio algunas fumarolas que se escapan de las fisuras de las rocas cromáticas de azufre, y de las que desprenden un fuerte olor que envuelve a toda la isla. Justo delante se encuentra la pequeña península de Vulcanello, donde antiguamente se encontraba separara de Vulcano, y donde hoy forma parte de la isla.

Quienes visitan la isla, lo hacen por dos razones; Una llegar a la cima del volcán, una travesía divertida y muy amena, y la segunda para aprovechar los beneficios de esta tierra volcánica, donde se puede bañar entre aguas fangosas con propiedades saludables, o playas de aguas burbujeantes, donde hacen de improvisados spas naturales. Cerca del puerto, a pocos metros, se encuentran uno de estos baños de barro totalmente preparados para los turistas, donde enfundados con bañador nos podemos adentrar en un pequeño barrizal rodeado de rocas azufrosas, haciendo un pequeño cerco donde no hay salida al mar.

Para los más aventureros, no hay que dejar pasar la oportunidad de subir a la cima del volcán a una altura de 500m, un recorrido ligero y entretenido de poco más de una hora, donde al llegar a la cumbre nos sorprende un cráter 500m de diámetro. En este punto un halo de misticismo nos envuelve, trasladándonos a épocas legendarios donde cuentan que en el interior guardaba su fragua el díos del fuego Hefesto. Pero no solo la mitología hace de este lugar un símbolo para el relato, el cine también a caído rendido antes la tortuosa belleza de la isla, cuando en 1953 se filmo parte de la película Vulcano, con la actriz Anna Magnani, lo que hizo que la isla fuese conocida mundialmente , siendo un filón importante para el turismo futuro.

hefesto_dios_del_fuego_vulcano

STROMBOLI. Un viaje al centro de la tierra.

Stromboli es de todas las islas, las más alejada del litoral, situada al este de las Eólias y la más famosa de ellas por su violenta y espectacular actividad volcánica, es desde otras islas como su vecina Alicudi, donde de día se percibe sus columnas de humo, y de noche hace de faro improvisado a los navegantes con sus destellos de lava, expulsados por sus tres bocas en constante actividad. Esta isla tiene un encanto abrumador, diferente a cualquiera del resto de las islas, a medida que nos vamos acercando por el mar, y el coloso Stromboli se hace más evidente, su presencia oscura y aterradora se va apagando, es el contraste de sus aguas turquesas que bañan sus playas de arena negra, y la claridad de las casas blancas, hacen de este lugar un pequeño paraíso, tal vez lo mismo que pensó el director Roberto Rossellini quien al descubrir la isla quedó fascinado y filmo la película “Stromboli” protagonizada por Ingrid Bergman, y donde hoy en día paseando por la Vía Vittorio Emanuele, una de las coloridas calles, podemos ver una casa de fachada llamativa, donde nos indica que allí el director y la actriz vivieron una apasionante historia de amor.

En la isla hay dos poblaciones, Ginostra y Stromboli, entre la dos apenas llegan a los 400 habitantes. Ginostra se caracteriza por tener el puerto natural más pequeño del mundo, tan solo tiene cabida una embarcación. Las calles de Stromboli, destacan por sus coloridos, fachadas blancas contrastadas con puertas y ventanas pintadas en vivos colores, y balcones decorados con alegres buganvillas. En toda la isla el único transporte que se permite son las motos o motocarros, transporte habitual de los hoteles para trasladar a sus huéspedes. Stromboli se transforma de noche, no hay alumbrado, pero sus calles se llenan de gente provistas de linternas por donde recorrer sus callejuelas se convierte en un divertido juego. En la parte alta de la población, culmina la Iglesia de San Vicenzo, donde hay un pequeño mirador donde nos permite tener una buena panorámica de la costa, y donde a poca distancia se asoma el Strombolicchio, un colosal peñasco de 43 metros desde donde emerge un faro.

San Vicenzo no solo es el punto de encuentro de devotos o turismos donde visitar la iglesia, es también punto de partida para los más intrépidos que decidan subir hasta la cumbre del volcán. Desde allí parte el camino de unas cuatro horas, con un desnivel de 900 metros, no es una excursión suave, sobretodo el último tramo donde la pendiente se hace más evidente. Desde este punto tenemos una hermosacrater_volcan_stromboli vista de gran parte de la isla, y donde con esfuerzo nos apresuramos con impaciencia para llegar, mientras los pausados estallidos del volcán, cada vez más cercanos, nos indican de la proximidad que se encuentra. Una vez en la cumbre el cansancio da paso a la euforia, y mientras el guía nos da las últimas instrucciones a pocos metros del cráter, sentimos como la emoción se adueña de nosotros, es hora de ver de cerca la furia del colosal Stromboli, con cámara en mano nos situamos alrededor de su boca, a la espera de cada 15 minutos ver surgir de sus entrañas los chorros de lava, todo un espectáculo que quedará para siempre empapado en nuestras retinas.

Texto: Pedro Balagué – Fotos: Alejandra Ribas

GUIA DEL VIAJERO

COMO LLEGAR

Con Vueling desde Barcelona vía Palermo www.vueling.com
Con Alitalia ofrecen vuelos a Palermo y Catania Vía Roma o Vía Milano, desde Madrid y Barcelona. www.alitalia.com
Para llegar a las Islas Eolias hay varias compañías que salen de diversos puertos como Milazzo, Messina y Reggio Calabria , en verano hay más conexiones desde Palermo y Nápoles. Siremar – www.siremar.it , Ustica Lines – www.usticalines.it

INFORMACION TURISTICA

Oficina de Turismo de Italia en España – http://www.italia.it/es/home.html

DONDE DORMIR

La Sirenetta Park Hotel **** Stromboli
Via Marina 33, 98050 Stromboli – Isole Eolie . Italia www.lasirenetta.it
Tel: +39 090 986025 Fax. +39 090 986124

Villaggio stromboli
Via Regina Elena, 98050 Stromboli – Isole Eolie . Italia www.villaggiostromboli.it
Tel: +39 090 986018 Fax. +39 090 986258

descuento5-iati

Compartir.

Deja un comentario

error: