CARCASSONE Una ciudad de cuento

0

En pleno corazón de la región de Langedoc-rousillon, y a pies del río Aude, se encuentra una verdadera joya medieval, la ciudad de Carcassone, construida sobre las ruinas de una fortaleza romana y testigo imperturbable de legendarias batallas.

La ciudad Medieval de Carcassone, esta considerada como uno de los conjuntos medievales más importantes de Europa, por donde pasear por sus estrechas y empedradas calles, todavía se oye resonar el palpito de cientos de soldados reconquistando la ciudad, donde batallas de francos, visigodos, cátaro, cristianos y conquistas romanas hicieron de este lugar, uno de los más deseados por dominar en la edad media.

Pasear por sus 3 Km de impresionante recinto amurallado, por donde emergen sus 52 colosales torres, es una buena alternativa, para conocer esta ciudad que fue declarada en 1997 patrimonio de la humanidad por la Unesco. Sus murallas guardan grandes historias de épocas romanas y medievales, recorrerlas y conocer su memoria, hace trasladarnos a época de antaño, donde de cada pincelada de historia que nos cuentan, es recorrer un viaje de más de 20 siglos.

Recorriendo la Ciudad

La puerta Narbonesa, custodiada por sus dos torres, vigías permanentes de turistas y hogareños, que cruzan el puente levadizo para acceder a la fortaleza, es la principal entrada a la ciudad, a pocos metros a las afueras del recinto se concentra los aparcamientos para los vehículos, ya que esta restringida la circulación.

Una vez que cruzamos la puerta, podemos empezar hacer el recorrido bordeando el recinto amurallado, por donde podremos ver de cerca las impresionantes torres que escoltan las murallas. Por la muralla interior, antiguos fosos, convertidos en amplios paseos, es por donde nos será más fácil de localizar algunas de las más singulares torres que tiene el recinto. La primera que nos encontramos y esta situada muy cerca de la entrada a la ciudad es la del Tréseau, donde lo más significativo, son sus ventanales estilo gótico. Después de recorrer unos cientos de metros y siendo observados por los diferentes torreones que asoman por la muralla, nos encontramos con la torre semicircular de Avar, por donde nos dirigirá hasta la joya de Carcassona, el Castillo Condal, una fortaleza edificada sobre restos más antiguos, rodeado por un foso profundo y ahora vacío, y desde donde resurge una pasarela hacia el exterior. En el interior de la fortaleza se encuentra el museo Lapidario, una interesante colección de restos encontrados en la ciudad y la región.

Siguiendo el recorrido por la muralla hace presencia la torre de la Justicia, refugio de los Vizcondes de Trencavel, cuando la ciudad fue invadida por los cruzados. A poca distancia nos cruzamos con la segunda entrada a la ciudad, la puerta de Aude, altamente fortificada y llamada antiguamente puerta de Toulose, situada en la parte más occidental del recinto. La torre de la Inquisición es nuestra siguiente parada, donde tal como indica sus nombre, fue sede de la Inquisición, seguida de la torre del Obispo, de forma cuadrada. A partir de aquí podemos desviarnos de la zona amurallada para adentrarnos por las calles de Carcassone y dirigirnos hacia la Basílica San Nazario, la más importante de la ciudad y la primera que se construyo junto con el Castillo. Vale le pena visitarla, y admirar sus vidrieras, algunas de ellas datan del siglo XIV.

Pero no solo por su fortaleza y su recinto amurallado bien conservado hacen que este lugar, uno de los más visitados de Francia, sino el ambiente de sus calles y el haber sabido mantener una arquitectura de épocas pasadas. Recorrer sus callejuelas es trasladarnos a un universo medieval, donde la historia y la fábula se entremezclan, como el origen del nombre de la ciudad.

 

Según la historia Dama Carcás, mujer del gobernador musulmán Balaak, tras morir su marido y convertirse en defensora del pueblo mientras, Carlomango asediaba la fortaleza, lucho junto a los habitantes de la villa. El combate duró años, hasta que al final Carcás se la ingenio para demostrar al enemigo que eran lo suficiente fuertes y que aquella batalla podría durar más tiempo sin ceder el territorio, por ello al único animal que les quedaba, un cerdo, le hicieron comer todo el trigo que tenían, para después tirarlo por las murallas al enemigo. Cuando Carlomango vio la cantidad de trigo que sacaba el animal, se dio por vencido creyendo que todavía tenían suficientes víveres para alargar aquella lucha durante más tiempo, ello hizo que se retiraran, y mientras se alejaban de la ciudad, las campanas de la fortaleza sonaban con fuerza en señal de victoria, mientras uno de los soldados le dijo al comandante “Señor, Carcás suena”- «Monseigneur, Carcas te sonne».

Texto. Mercedes Balagué y Fotos. Alejandra Ribas

GUIA DEL VIAJERO

COMO LLEGAR

Desde la Jonquera a Carcassone hay 149Km, coger la AP7 dirección Perpignan – Narbonne y por último Carcassone.

INFORMACIÓN TURISTICA

Comite Regionalde Turismo Languedoc-Roussillon http://es.sunfrance.com.

DONDE DORMIR

Hotel Mercure *** 18, rue Camille Saint Saëns – 11000-Carcassone Tel. +33 4 68 11 92 82 – Fax. +33 4 68 71 11 45 www.mercure-carcassonne.fr h1622@accor.com

DONDE COMER

Rest. La Brasserie le Donjon 2-4, rue Porte d´Aude – La Cité – 11000-Carcassone Tel. +33 4 68 25 96 72 – Fax. +33 4 68 25 06 60 www.hotel-donjon.fr/brasserie brasserie.donjon@wanadoo.fr

OTROS

Comptoirs des Vins et des Terroir – Vinoteca Languedoc 3 rue du Comte Roger – La Cité – 11000-Carcassone Tel. +33 4 68 26 44 76 www.comptoir-vins.fr comptoirdesvins@cite-hotels.com

descuento5-iati

Compartir.

Deja un comentario

error: