Vía Ferrata… Cala de Molí

0

Espléndida y única de las pocas vía ferrata que transcurre sobre los acantilados de la Costa Brava. 8 años hemos tenido que esperar a su reapertura, ahora toca disfrutarla.

Esta instalación deportiva se abrió hace muchos años pero por accidentes y problemas legales fue clausurada en el 2004. En primavera del 2013, gracias al esfuerzo de su equipador Albert Gironés se ha vuelto a reabrir.

Es una ferrata especial, por el lugar increíble dónde está ubicada, se encuentra en acantilados de la costa brava ofreciendo al usuario de la vía las mejores vistas al mar sobre sus peñascos. Fue una de las vías más populares en Cataluña e incluso de España, y seguro que lo vuelve a ser. De momento estamos ante una de las pocas vía ferrata que se encuentra sobre el mar.

En esencia lo que la hace tan especial es que iremos progresando en horizontal por encima del mar, rodeando los peñascos del Blanch, la Cala del Molí, la estrecha entrada de Es Fijorn y la amplia Cala Alga. El ambiente es único siempre rodeados de agua y de los legítimos habitantes de las rocas, las gaviotas en una zona incluida dentro del “Pla d’Espais d’Interès Natural de Catalunya”.

Esta vía ferrrata es ideal para iniciarse en esta práctica deportiva outdoor por su dificultad media, pero no es ideal para gente con vértigo o sin nada de conocimiento del material. Los niños no deberían entrar en el itinerario si no son acompañados por algún adulto con conocimiento de esta práctica.

Respecto al nivel no hay que llevarse a engaño por estar en el mar y ser más accesible en su aproximación, no hay que subestimarla. Casco, disipador y buen calzado son obligatorios y es bueno llevar una línea de seguridad corta para el desplomado, y a la vez para descansar si nos encontramos con mucha gente (algo habitual en fines de semana).

El tramo equipado o la vía propiamente puede tener una duración real de aproximadamente 1 h 30 minutos. Es una vía circular y se vuelve al mismo sitio de partida tras caminar 10 minutos. Tiene una longitud de 400 metros únicamente, aunque son entretenidos, de gran belleza y con un desnivel de tan solo 20 metros, aquí ya podemos intuir que la mayoría del itinerario es en flanqueo. Seguramente el punto más complicado es un desplome en medio del itinerario pero justo antes tenemos una vía de escape para quién no se vea con fuerzas de hacerlo. Incluye 5 puentes, 3 tibetanos (el de Es Fijorn es una novedad), un nepalí y un corto tronco. El punto estrella continua siendo la subida ligeramente desplomada que nos lleva a la salida de la Cala del Molí, a mitad de recorrido. En esa zona y a la espera de la apertura del tramo deportivo que baja a tocar del agua en la estrechez de Es Fijorn, todavía en construcción.

Texto. Pedro Blagué y Fotos. Alejandra Ribas

DATOS DEL RECORRIDO

TIPO:Via Ferrata.            TIEMPO EQUIPADO: 1h.30´.    cala-moli7  LONGITUD EQUIPADO: 480m

TIEMPO DE ACCESO: 25´/5´     TIEMPO REGRESO: 35´/10´     LONGITUD TOTAL:2,7 Km.

DESNIVEL: 20m.    DESPLOMES: 1.     PUENTES: 5.     TIROLINAS: 0.

CUERDA: no.     INICIACIÓN: si.

NIÑOS: acompañados     PAGO: no    CARA: sur-sureste

Compartir.

Deja un comentario

error: