Tossa de Mar. Un pequeño paraíso

0

Esta villa de pescadores denominada Flor de Mar, es la esencia del Mediterráneo, cuna de artistas e intelectuales, de bellas playas abrigadas por enormes rocas dominantes bajo la mirada de unas murallas, que en una época convirtió a esta población en una fortaleza inexpugnable.

Situada en uno de los parajes más increíbles de la Costa Brava, Tossa de Mar es el único ejemplo de antigua población medieval existente en toda la costa Catalana. Rodeada de un paisaje natural entre el litoral gerundense y la sierra de las Gavarras, se le considera un lugar turisticamente privilegiado. A todo ello hay que añadir la generosidad de un suave clima mediterráneo que nos permite disfrutar de su entorno y playas con una temperatura idónea para ello. En el barrio de la Vila Vella (es como se denomina la parte situada dentro del recinto amurallado) se conserva el aire de pueblo tranquilo y sosegado, de callejuelas escalonadas y antiguas casas de piedra con magnificas vistas hacia la costa. Esta zona del pueblo declarada monumento artístico nacional, es la más antigua y la de mayor atracción para los turistas. Este espacio fortificado consta de tres grandes torres, y cinco de menor tamaño. Entre las mayores encontramos la del Homenaje o Es Codolàr, situada en la cala del mismo nombre y antiguo puerto. La torre de las “Horas”, recibe este nombre porque antiguamente estaba el reloj público. Y por último la torre d’En Joanás, la cual se conserva en perfecto estado y domina desde la cumbre del cabo de Tossa.

Tossa de Mar, llego a ser uno de los destinos más solicitados e importantes para los turistas de toda la Costa Brava. El turismo que llegaba era de una cierta categoría, principalmente la constituían gentes relacionadas con el arte y las letras, al igual que un concurrido numero de catalanes de la misma condición que se mezclaban con los extranjeros. De esta manera esta villa se transformo en un lugar de veraneo con un cierto prestigio. Llego a ser tal la importancia de esta población, que se hizo popular en todos los cafés literarios de Europa.

En 1950, se escogió Tossa para rodar la película Pandora, protagonizada por Ava Gardner, y de la que después el ayuntamiento hizo una escultura en su honor, ubicada en un pequeño mirador de camino a las murallas, siendo un punto principal desde donde todo visitante se acerca para contemplar esta estatua de tan solo un metro sesenta y fotografiarse junto a ella, admirando al mismo tiempo la panorámica de su situación.

Existen varias playas y calas de gran belleza, algunas de ellas de considerable amplitud. La Mar Gran es la principal playa, es donde se concentra la mayoría de turistas y donde se pueden encontrar todo tipo de servicios, incluyendo los deportes de aventura y desde donde se recoge a los grupos para embarcar en los barcos con fondo de cristal, para realizar un agradable recorrido por el litoral.

La Mar Menuda, tal como indica su nombre es algo más pequeña, resguardada entre grandes rocas. Detrás del castillo, se halla Es Codolar, un pequeño arenal coronado por una de las torres, y que constituyo la frontera entre los layetanos y los indigetes.

Toda la costa de Tossa esta rodeada de magnificas calas que nos permiten disfrutar de la tranquilidad de su entorno, como Cala Llorell, Cala Llevador, Cala Bona, Cala Pola donde también se encuentra el acantilado de Punta de Pola, en cuyo lugar se ubica una arcaica torre de vigía, y Cala Giverola que se encuentra al final de la urbanización con el mismo nombre. Todas ellas están rodeadas de imponentes acantilados, y espectaculares salientes sobre el mar.

La tradición de el Pelegrí de Tossa

Existe un acontecimiento muy popular que cada año reúne a vecinos y curiosos, se trata de un peregrinaje que se realiza el día 20 de Enero fiesta de Sant Sebastian, partiendo desde Tossa y finalizando en la capilla de la población de Santa Coloma de Farners a 40 Km, cuyo recorrido lo realiza el pelegrí, el cual suele ser un residente de la villa, menos las mujeres que no se les esta permitido serlo, aunque sí acompañarlo al igual que cualquier persona que se atreva a realizar el trayecto. Se sale bien temprano, donde se les espera en la ermita de Santa Coloma de Farnes para asistir a una misa dedicada al Santo. Una vez acabado el acto se pernocta en el lugar para así regresar al día siguiente. Desde donde se le recibe en la capilla del Socorro, saliendo seguidamente de procesión recorriendo todas las calles de la Vila Vella, iluminadas por las antorchas que sostienen los hombres, y finalmente acabar en la iglesia parroquial. El origen de esta tradición se remonta hacia el s.XIV, existen varias versiones. Algunos afirmar que el motivo fue la peste que desoló a la población, y otros mencionan la peste bubónica que afecto a todo Europa.

Texto: Pedro Balagué – Fotos: Alejandra Ribas

INFORMACIONES ÚTILES

INFORMACIÓN

Oficina de Turismo. Avd. Pelegri nº25 Edificio Terminal autobuses. (Tossa de Mar) Tel. 972 34 01 08

CÓMO LLEGAR

Desde Madrid, dirección Barcelona. A partir de aquí hay dos rutas a escoger. Por la costa NII dirección Gerona, cogiendo el desvío hacia Palafolls/Blanes y Lloret de Mar, pasada la población de Lloret hay un pequeño puerto de montaña que hemos de pasar para llegar a la población de Tossa. La otra opción es desde Barcelona la A7, hasta la salida de Blanes y Lloret.

DÓNDE DORMIR

Hotel *** Mar Menuda. Playa Mar Menuda, s/n. Telf. 972 341000.
Hotel ** Capri. Pasaje del Mar, 17. Telf. 972 340358.
Hotel * Maria Rosa. Pont Vell, 4. Telf. 972 340285.

QUÉ COMER

Restaurante Castell-Vell. Situado dentro del recinto amurallado. Terrazas con vistas al mar. Pl. Roig i Soler, 2. Telf. 972 341030.
Restaurante Es Molí. Con un patio ajardinado en el que hay un molino del s.IX. C/Tarull, 5. Telf. 972 341414.

Compartir.

Deja un comentario

error: