La otra Mallorca

0

 

Mallorca es la isla más grande de las Baleares, sus gentes son hospitalarias y abiertas, conscientes de vivir en un paraíso mediterráneo rodeado por impresionantes playas de aguas calmadas y cristalinas, de macizos escarpados entre olivos y almendros, resguardando pequeños pueblos de pescadores a la sombra de imponentes torreones, que tiempos pasados fueron testigos del paso de cartagineses, romanos y árabes.

Mallorca es conocida por el encanto de su costa, bañada por un apacible mar mediterráneo que esconde en las costas de esta isla, calas secretas de un encanto inusual, donde año tras año sus pequeñas ciudades costeras son inundadas de turistas en época estival.

Pero esta isla, oculta en su interior grandes tesoros naturales y arquitectónicos, en el noroeste de la isla se encuentra la sierra de Tramontana, asediada por el viento que le da su nombre, y declarada en 2011 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En ella se hayan encantadores pueblos de gran interés histórico y cultura, rodeados de abruptas laderas y miradores con impresionantes vistas de toda la isla.

Esta zona alberga la memoria de un personaje muy peculiar en la historia de la isla, el archiduque Luis Salvador de Austria, considerado como un viajero empedernido y algo extravagante, amante del arte y la arquitectura. Llegó a Mallorca en 1867, quedando prendado de la belleza de la isla, inicio una entusiasta labor comprando tierras y diversas edificaciones, las cuales estaban abiertas tanto para los habitantes del lugar como para los foráneos, entre las que hizo construir una hospedería la cual podía alojarse cualquier persona gratis durante 3 días.

Valldemossa

Pero no solo el archiduque fue seducido por el encanto de Mallorca, las fuertes raíces culturales que emanan de sus pueblos, fueron refugio también de grandes músicos y escritores.

Prueba de ello es la hermosa población de Valldemossa, destaca su casco antiguo de adoquinadas y estrechas calles, rodeadas de casas señoriales adornadas con vistosas y coloridas flores, cobijo de artistas y celebres de la época, como el poeta Rubén Darío, el pintor y escritor Santiago Rusiñol, o el músico Frédéric Chopin y su pareja, la escritora George Sand, que viajaron hasta Mallorca buscando alivio para la enfermedad pulmonar del compositor, y escogieron la Real Cartuja de Valldemossa para refugiarse, al mismo tiempo les sirvió como fuente de inspiración para ambos artistas, para plasmar algunas de sus obras. Actualmente se puede visitar la casa-museo de Chopin ubicada en el interior del convento.

Valldemossa también alberga un tranquilo y pequeño puerto, con apenas unas pocas casas de pescadores, y por donde se accede por un sinuoso y boscoso camino.

Deià

La población de Deià se apiña en una pequeña colina coronada por su iglesia, rodeado de un paisaje áspero y rocoso, donde a los pies de este pintoresco e inspirador lugar, abundan los pequeños restaurantes a pie de carretera, que dan un ambiente bohemio y animado a este pequeño pueblo de empinadas calles, refugio de otros muchos artistas como el escritor y poeta Robert Graves, que en los años 30 se instaló en Deià hasta su muerte en 1985, donde fue enterrado en el cementerio de la población. Hoy en día la que fue su residencia, se ha convertido en la Fundación Robert Graves, abierta al público para conocer la interesante vida de este emblemático artista.

Sóller

Sóller está situado más al noreste de la sierra de Tramontana, enclavado en un valle rodeado de olivos y

Iglesia de Sant Bartomeu

naranjos y por donde se abre al mar por el puerto de Sóller. Sus angostas y empedradas calles, entre bellas casas de estilo mallorquín y pequeños comercios tradicionales, hacen junto a su tranvía centenario uno de los rincones más visitados y elogiados de Mallorca.

Cerca de la plaza de la Constitución se erige la impresionante iglesia de Sant Bartomeu, por la que discurre una pequeña callejuela hasta donde conduce a la pequeña estación de estilo modernista, desde aquí sale el tranvía convertido en todo un patrimonio mallorquín, ya que es el único que circula por Mallorca, y que durante 23 Km recorre todo el valle de Sóller, contemplando la sierra de Tramontana, entre bosques de olivos y algarrobos, hasta adentrarse al centro de la ciudad de Palma de Mallorca. Otro de los recorridos que también realiza es desde la población de Sollér hasta su puerto, un trayecto de 5 Km que es otro de los reclamos turísticos del lugar.

Ferrocarril de Sóller

Fornalutx

A unos 4 Km de Sollér, se ubica el pueblo de Fornalutx, una pequeña joya arquitectónica, declarada por los mallorquines y sus visitantes como uno de los pueblos más bonitos, no solo de la isla sino también de la península. Con sus escalinatas de piedra, entre casas de portales engalanados con flores de vivos colores, hacen de este lugar una visita obligada a todo el que visita la sierra de Tramontana.

Fornalutx se caracteriza por su típica arquitectura y buena conservación, gracias a sus casi 700 habitantes, esta población ha ido obteniendo varios premios de calidad por la preservación de su patrimonio arquitectónico.

Aventura en el interior de Mallorca

Senderismo ruta del Archiduque

Aunque Mallorca es conocida principalmente por ser un destino de playa y sol, esta isla ofrece una amplia oferta de turismo activo, tanto en todo su litoral donde se puede disfrutar de multitud de deportes acuáticos, como en su interior.

En la sierra de Tramontana existen infinidad de senderos y rutas señalizadasdesde las que tienen poca dificultad hasta las más complejas. aptos para cualquier tipo de senderista, 

Una de las rutas más conocidas es el camino del Archiduque, una ruta que recorre imponentes acantilados por donde deslumbra impresionantes paisajes de la zona, hasta ascender al Puig de Teix de 1.064 metros de altitud.

Otra de las actividades de las que podemos disfrutar en este entorno privilegiado, es realizando barranquismo,

entre los más conocidos se encuentra el Torrent de son Gallard, un torrente seco durante gran parte del año, con

Torrent de son Gallard

un notable desnivel que va descendiendo desde poco más de 350 metros de altitud hasta llegar a nivel del mar.

Dividido en diversos saltos, el más significativo se encuentra en la última parte, con un desplome de unos 30 metros sentiremos un subidón de adrenalina, mientras descendemos por la pared disfrutando de unas increíbles vistas de la Foradada, la punta de la pequeña península de la sierra de Tramontana, que desemboca en el mar y que tiene como singularidad un pequeño agujero en la roca, que hace de improvisada ventana natural al Mediterráneo.

Este barranco acaba la ruta en la playa, siguiendo el Camí de la Mar para ascender por parte del camino del Archiduque, disfrutando de diferentes parajes, como las cuevas de Son Marroig, moldeadas por la erosión en una pared por singulares formaciones rocosas, hasta llegar al mirador de Sa Forada, donde tendremos otra impresionante panorámica de la costa y de su emblemática Foradada.

Mallorca a vista de pájaro

La experiencia de volar en globo por los cielos de Mallorca, y tener a nuestros pies gran parte de la isla a vista de pájaro, para admirar una panorámica de 360º, recrea la sensación de libertad y aflora todo sentimiento aventurero.

La mejor hora para experimentar el mejor vuelo, es a primera hora de la mañana, cuando el sol refleja los primeros rayos y los vientos soplan apacibles.

Globo por Mallorca

Desde el aire se puede disfrutar de una increíble panorámica de campos, pueblos y montañas, resguardados por un pequeño manto de bruma, convirtiendo el paisaje en un fabuloso espectáculo, donde la calma del cielo mallorquín solo se rompe por el rugir de los quemadores.

Una pequeña aventura que acaba cuando el globo empieza a descender y las cabezas empiezan a rebrotar por los bordes del canasto, a la espera de ver el momento en el que pisaremos tierra, es cuando la euforia resurge unos segundos antes de tocar tierra, para ir descendiendo mientras el globo balanceándose se va aposentando en el suelo.

Texto. Pedro Balagué – Foto.Alejandra Ribas

DATOS DEL VIAJERO

Información turística – Agencia de Turismo de las Islas Baleares www.illesbalears.travel

Cómo llegar – La compañía Vueling ofrece varios vuelos desde la Península

Temporada verano 2017 (abril-octubre):

  • Mallorca-Alicante: Hasta 2 frecuencias diarias
  • Mallorca-Asturias: 3 frecuencias semanales
  • Mallorca-Barcelona: Hasta 10 frecuencias diarias
  • Mallorca-Bilbao: 1 vuelo diario
  • Mallorca-Granada: 4 frecuencias semanales
  • Mallorca-Jerez: 3 frecuencias semanales de julio a octubre. NUEVA RUTA 2017
  • Mallorca-Málaga: 1 vuelo diario
  • Mallorca-Santander: 2 frecuencias semanales
  • Mallorca-Santiago de Compostela: 4 frecuencias semanales
  • Mallorca-Sevilla: 1 vuelo diario
  • Mallorca-Valencia: 1 vuelo diario
  • Mallorca-Zaragoza: 3 frecuencias semanales de julio a octubre. NUEVA RUTA 2017

Dónde dormir

El Hostal Villaverde en Deia – Está situado dentro de la población, tiene unas impresionantes vistas al valle, sus habitaciones son amplias y disponen de una pequeña cocina totalmente equipada, tiene parking propio y wifi en las habitaciones y zonas comunes.     http://hostalvillaverde.es/es/

Dónde comer

Rest. Can Costa en Valldemossa – Convertido en antigua Almazara, cocina tradicional mallorquina y un buen servicio calidad-precio, situado en la Crta. De Valldemossa a Deià De  http://www.cancostavalldemossa.com/

Rest. Es Canyis – La especialidad es el pescado fresco. Situado en pleno paseo marítimo, con preciosas vistas al puerto natural de Sóller, http://www.escanyis.es/

Mallorca aventurera

Mallorca tiene una amplia oferta de turismo activo, en el interior de la isla sorprende la multitud de deportes de aventura que podemos practicar. El senderismo y el barranquismo son dos de las muchas actividades que se realizan, y para ello siempre es aconsejable ir acompañados de un guía, el cual conozca el terreno. David González de DG Aventura es un experimentado guía titulado que ofrece experiencias únicas de aventura en la isla 665 216 237.

Mallorca Ballons son pioneros en el transporte de pasajeros en globo desde 1989. Realizan vuelos durante seis meses al año de lunes a sábado, al finalizar la experiencia nos espera un bautismo y un pequeño buffet de desayuno.

 

Compartir.

Deja un comentario

error: