Gran Canaria Walking Festival: una experiencia para los 5 sentidos

0
“Texto y fotografías de Gran Canaria Walking Festival / Fotografía ruta “El Alma del Bosque” del Patronato de Turismo de Gran Canaria”
Si sueñas con un destino en el que redescubrirte a través de los sentidos, te proponemos Gran Canaria: sinónimo de aventura, emoción y sensaciones únicas. Es el refugio perfecto para escapar de la rutina y

evadirse en su asombrosa naturaleza e imponentes escenarios.

Describir la isla sin mencionar sus maravillosas vistas, sus paisajes, su patrimonio histórico y la riqueza de sus productos gastronómicos es una tarea cuanto menos difícil. La isla cuenta con exquisitos rincones rodeados de una naturaleza vibrante que invita a todo el que en ella se encuentra a explorar cada vez más. Además goza de buen clima con temperaturas agradables que se convierten en el perfecto cómplice para tus planes.

Para descubrir el lado más natural y auténtico de Gran Canaria, “Gran Canaria Natural and Active” ofrece más de 60 alojamientos exclusivos en los parajes naturales más sorprendentes, así como empresas de servicios complementarios, que incluyen visitas a bodegas, excursiones, yacimientos arqueológicos, artesanía, segway, actividades de turismo activo y reservas de vehículos.  www.grancanarianaturalandactive.com

Dentro de la increíble oferta de actividades en naturaleza que ofrece “Gran Canaria Natural and Active” se encuentra el Gran Canaria Walking Festival. Si lo que buscas es una experiencia enriquecedora que te permita conocer, sentir y saborear Gran Canaria ésta es la respuesta. El festival más internacional de senderismo de Canarias celebra su VIII edición del 23 al 27 de octubre del 2019.

 “Gran Canaria Walking Festival” ofrece la oportunidad de viajar por las diversas maravillas del mundo sin moverte de la isla, recorriendo a través de sus 6 rutas los espectaculares contrastes y paisajes inigualables de Gran Canaria, así como observar su cielo estrellado en la ruta astronómica. Este encuentro anual, reúne amantes de la naturaleza de todo el planeta e incluye servicio de transfer, picnic, guías en varios idiomas, seguro, posibilidad de participar en sorteos, obsequios y degustaciones de la gastronomía local, entre otras muchas sorpresas.

 

Reserva de rutas: www.grancanariawalkingfestival.com

Información sobre las rutas GCWF 2019:

  • Ruta nº1. Miércoles 23 de Octubre: El Rincón de las Palmeras:

Pico de la Gorra-Cruz del Socorro-Vueltas de Adeje-Santa Lucía de Tirajana

Llegada/degustación: Casas Rurales el Olivar.

  • Duración: 4:00 – 4:30h aproximadamente.
  • Distancia: 10,8 km aprox.
  • Desnivel positivo acumulado: 70m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 1.250m. aprox.
  • Dificultad: Media

Las simbólicas cumbres de Gran Canaria nos acompañarán en una ruta en la que los pinos dan la bienvenida a unos palmerales que parecen no tener fin.

La ruta comienza en el conocido “Pico de la Gorra”, famoso por sus hermosas vistas panorámicas de la cumbre de Gran Canaria. El camino continuará abriéndose paso a través de los hermosos pinares de la zona y en compañía de la característica vegetación de la cumbre. En esta ruta predomina el descenso.

El recorrido continúa su bajada hasta llegar a “Santa Lucía de Tirajana” tomando el camino de “Vueltas de Adeje”, un camino empedrado que te envuelve con la magia de sus paisajes y el aroma de la propia naturaleza de este bonito pueblo al sureste de Gran Canaria. “Vueltas de Adeje” es el topónimo con el que se conoce el territorio pastoril y montañoso localizado al norte del municipio, desde donde asoman las imponentes cumbres de la isla.

Esta ruta finaliza en el municipio de “Santa Lucía de Tirajana” un enclave desde donde se podrá contemplar los extensos palmerales que discurren por antiguos senderos, hondos barrancos y paisajes de impresionante belleza como la “Caldera de Tirajana”.

Allí encontraremos las coquetas “Casas Rurales del Olivar”, un bonito lugar donde degustaremos la rica gastronomía local de Gran Canaria, rodeado de naturaleza y de preciosas vistas de la Caldera, adornadas por las palmeras típicas del lugar. Estas casas rurales, formaban parte de una antigua vivienda de la época donde tuvieron lugar los primeros asentamientos de los conquistadores, destacando por su belleza arquitectónica tradicional.

 

  • Pico de las Nieves: Comúnmente conocido como la zona de mayor altura de la isla de Gran Canaria. En este lugar se encuentra el Morro de la Agujerada (1956 m.).

Antiguamente, la nieve se almacenaba en 7 pozos situados en las inmediaciones del lugar. Actualmente se conservan 3 de esos pozos.

Dicha nieve, se compactaba en los pozos para hacerse hielo y conservarlo. Una vez compactado, se transportaba hasta Las Palmas de Gran Canaria a los lomos de las bestias. Concretamente, se transportaban hasta el antiguo Hospital Militar (Actual edificio del Rectorado de la ULPGC), y la Catedral de Santa Ana.

Esa nieve se usaba principalmente con fines medicinales o para la conservación de alimentos, aunque se comenta que los primeros sorbetes de limón se elaboraban con ese hielo.

  • Vueltas de Adeje: Topónimo con el que se conoce el territorio pastoril y montañoso más septentrional del municipio de Santa Lucía de Tirajana, junto a los riscos de la antigua Sierra. Este camino se caracteriza por haber sido históricamente muy utilizado para la trashumancia de los ganados de cabras y ovejas en busca del pasto verde cuando llegaba el estío del verano.
  • Caldera de las Tirajanas: Topónimo aborigen. La gran comarca de las Tirajanas, que en la antigüedad correspondía a una sola jurisdicción, abarca, a partir del s. XIX, dos importantes parroquias y municipios que llevan el topónimo en su denominación, el más antiguo bajo la advocación de San Bartolomé desde que fueran conquistadas estas tierras, y después, de Santa Lucía.

En la época prehispánica fue una agrupación de población, posiblemente relacionada con la de Fataga, que aprovechaba el cauce del barranco con fines agrícolas y con asentamientos habitacionales en un poblado con casas.

La Caldera es una gran depresión erosiva de unos treinta y cinco kilómetros cuadrados. El origen y evolución de la depresión se debe a la sucesión de numerosos deslizamientos del terreno

  • Ruta nº2. Jueves 24 de octubre. A la Sombra del Guardián:

La Goleta – Altos de Hornos-Ventana del Nublo-Camino de la Plata-Tunte

Llegada/degustación: Hotel Las Tirajanas.

  • Duración: 3:30 – 4:00h aproximadamente.
  • Distancia: 10 km aprox.
  • Desnivel positivo acumulado: 230m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 840m. aprox.
  • Dificultad: Media.

La grandeza del “Roque Nublo” nos deslumbrará en una ruta bendecida por paisajes de impresionante belleza.

  • La ruta comienza en la zona conocida como La Goleta. Desde aquí, rodeados de pinar, comenzaremos a ascender hacia “Altos de Hornos”, donde se puede apreciar la vista panorámica de la cumbre y el “Roque Nublo”.

Desde aquí, avanzaremos hacia la “Degollada de los Hornos”, para comenzar a descender rumbo al camino de “La Plata”, adentrándonos en el municipio de “San Bartolomé de Tirajana”.

Antes de comenzar el empedrado del camino de “La Plata”, nos desviaremos para apreciar las vistas desde la curiosa “Ventana del Nublo”. Desde aquí, si un cielo despejado nos acompaña apreciaremos la isla de “Tenerife”, e incluso la isla de “La Gomera”.

Habiendo dejado atrás la “Ventana del Nublo”, comenzaremos a descender rumbo a “Cruz Grande”, y desde aquí hacia al pueblo de “Tunte”, capital del municipio de “San Bartolomé de Tirajana”. Se trata de un topónimo que hace referencia a un antiguo asentamiento aborigen del mismo nombre y en él que residieron, posteriormente, pobladores de origen hispánico.

  • Desde este punto, podremos observar las magníficas vistas de la “Caldera de las Tirajanas”, mientras andamos por lugares rocosos, zonas de pinares, caminos empedrados y senderos de ensueño.
  • Disfrutaremos de una preciosa vista panorámica, una hermosa estampa desde el “Hotel Las Tirajanas”, testigo de la enorme belleza del lugar.
  • Una parada a 900 metros de altura en la que podremos degustar la gastronomía local en este hotel de estilo rústico colonial.
  • Roque Nublo: Topónimo aborigen, se cree que procede del idioma amazí, de la palabra Nuro o Nugro. En un principio se había entendido que este topónimo era castellano y se refería a que el roque estaba frecuentemente envuelto en nubes.

Situado a unos 1813 m. de altura, el Roque nublo se sitúa en el centro geográfico de Gran Canaria. Mide 67 m. desde su base, y está equipado, al igual que el Roque de la Rana, con 7 vías de escalada. La primera de ellas (equipada por unos alemanes que trabajan en el Puerto de La Luz en Las Palmas de G.C.) se conoce como “la alemana”.

  • Altos de Hornos: Muchos son los lugares de la cumbre central que llevan como topónimo el término Hornos. Este hecho es debido al antiguo uso que se daba a los pinos, de los cuales se aprovechaban todos sus recursos: hojas, tronco, resina, piñas… En el caso de la resina, ésta se quemaba en unos hornos de brea o pez, para obtener una sustancia llamada con el mismo nombre, que se usaba entre otras cosas para calafatear la madera de los barcos.
  • Camino de Santiago: Camino de peregrinación a Santiago que cruza la isla desde el noroeste, desde Gáldar; hasta el sureste insular, en Tunte. Este camino transcurre, en los tramos de cumbre, por caminos transitados históricamente para realizar el trueque entre los habitantes de las medianías y zonas altas de Gran Canaria.
  • Cruz Grande: Punto de la Cumbre en el que puede decirse que se pasa del norte al sur de la isla, o viceversa. A mediados del pasado s. XX, la Cruz Grande era lugar de encuentro para los caminantes. El camino tenía mucha afluencia debido a que el apóstol Santiago es el santo patrón de Tunte. Los peregrinos venían de diferentes partes de la isla para venerar la figura de Santiago el chico, así llamado por su reducido tamaño, que en aquellos años se encontraba en la Ermita del Pinar.
  • Tunte: Antes de la conquista de la isla fue un poblado aborigen, como lo prueba la multitud de cuevas-vivienda que aún hoy podemos ver. Después de la Conquista, conservó el nombre y se convirtió en la capital de todas Las Tirajanas.
  • Ruta nº3. Viernes 25 de octubre: El Alma del Bosque:

Laguna de Valleseco-Pico de Osorio-Osorio-Los Castillos-Arucas

Llegada/degustación: Hotel Hacienda del Buen Suceso.

  • Duración: 4:30h aproximadamente.
  • Desnivel positivo acumulado: 350m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 800m. aprox.
  • Dificultad: Media-Alta

El verde en todas sus facetas y el murmullo de los pájaros nos guiarán en una ruta que parece sacada de un cuento de hadas.

La ruta comienza en los mágicos senderos de “La Laguna de Valleseco” en el “Parque Rural de Doramas”, donde se conservan los vestigios de Laurisilva que en el pasado dominaban las medianías del norte de la isla. Las reliquias de este bosque milenario nos acompañarán durante un sendero dominado por el verde característico del municipio de “Valleseco”, en este lugar los caminos parecen sacados de un cuento de hadas.

El camino continúa hacia el “Pico de Osorio”, a unos 967 metros de altitud, que forma parte de la “Finca de Osorio” localizada entre los hermosos municipios de “Teror”, “Valleseco” y “Firgas”. Esta finca destaca por su gran riqueza forestal y por sus labores de conservación de los restos de laurisilva del antiguo “Bosque de Doramas”, así como los árboles introducidos en el siglo XIX: castaños, olmos, alcornoques, plátanos, robles…

En torno al “Pico de Osorio” existe una plataforma de suave pendiente, surcada por pequeños barrancos.

Fotografía: www.grancanaria.com

El camino prosigue hacia “Los Castillos” en el municipio de “Arucas” hasta llegar al “Hotel Rural La Hacienda del Buen Suceso”, un hotel de arquitectura colonial que guarda todo el esplendor de las grandes haciendas del pasado y que nos regalará espectaculares vistas al mar y a la montaña desde un lugar único rodeado de imponentes plataneras que no nos dejarán indiferentes. En este escenario privilegiado disfrutaremos de una degustación de gastronomía local.

  • Laguna de Valleseco: Situada dentro del Parque Rural de Doramas, la actual Área Recreativa de La Laguna en una zona de gran belleza paisajística formada por una amplia caldera volcánica tapizada en su interior por vegetación propia de la laurisilva. Las sucesivas e intensas repoblaciones están conformando un nuevo bosque de laurisilva, que comenzó a raíz del Proyecto Europeo Laurisilva XXI.
  • Riquiánez: El topónimo surge por contracción, con el paso del tiempo, del nombre de un antiguo propietario del lugar, Enríquez Yánez. En su cima y en las faldas de esta Montaña de Riquianez, se localiza un conjunto de bienes etnográficos de primer orden, con estanques de barro masapés, eras, hornos de teja, etc.
  • Arucas: Las primeras referencias históricas de la antigua Arehuc o Arehucas se remontan a algunos años antes de la conquista e incorporación de Gran Canaria a la Corona de Castilla, a finales del s. XV. En la época prehispánica era un asentamiento de población agrícola agrupado en torno a su fértil vega, que tenía su cabecera en la falda de su montaña y poblados de costa, comprendiendo las tierras entre los barrancos de Azuaje Tenoya-Teror, con importantes recursos de explotación agrícola intensiva y de regadío.
  • Ruta nº4. Sábado 26 de octubre: La Magia del Pinar:

Cruz De Los Llanos – San Mateo – La Lechuza

Llegada/degustación: Hotel Rural Las Calas

  • Duración: 3h aproximadamente.
  • Distancia: 9.2 km aprox.
  • Desnivel positivo acumulado: 302m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 1.090m. aprox.
  • Media.

La inmensidad de los pinos grancanarios se abrirá a nuestro paso y será testigo de nuestra huella imborrable.

La ruta parte de “La Cruz de los Llanos”, el cruce de carreteras entre “La Cruz de Tejeda”, “Pico de las Nieves”, “Cueva Grande” y “Los Llanos de la Pez”.

En la subida hasta este punto nos encontramos con una bifurcación a la derecha que se corresponde con el inicio de la ruta. Más adelante, se presentan dos desviaciones y seguiremos hacia “Hoya del Gamonal”.

En esta ruta disfrutaremos del municipio más alto de Gran Canaria, la “Vega de San Mateo”. La esencia rural de este enclave de gran valor natural y paisajístico nos enamorarán recorriendo sus hermosos caminos. “La Vega de San Mateo” nos regalará postales de ensueño y nos mostrará la diversidad de paisajes de Gran Canaria, desde frondosos y húmedos barrancos hasta las vistas más espectaculares de las cumbres de la isla.

En esta ruta apreciaremos hasta 8 municipios a la vez, debido a las impresionantes vistas panorámicas características de este sendero. Además, durante un tramo se puede observar el “Pico del Saucillo” que separa los municipios de “Valsequillo” y “San Mateo”.

Por último, la ruta recorre el barrio de “La Lechuza”, el núcleo poblacional más habitado y donde se encuentra el encantador “Hotel Rural Las Calas”. Allí nos esperará la tranquilidad y el descanso y donde podremos disfrutar de su frondosa vegetación y especies endémicas.

En este acogedor alojamiento donde se respira historia y tradición, tendrá lugar la degustación gastronómica de productos locales.

  • San Mateo: El actual territorio de la villa era aproximadamente el correspondiente al lugar aborigen de Tinamar, que, según varios historiadores, puede provenir de un vocablo bereber que significaría «barbas pobladas» o «bosque frondoso», de ahí que este lugar, entonces cubierto por un gran bosque de laurisilva, fuera así llamado.

Después de la Conquista se enmarcaba en lo que se denominaba La Vega, jurisdicción que englobaba lo que actualmente son los municipios de San Mateo y Santa Brígida, y que con posterioridad se conoció subdividida en la Vega de Arriba, que correspondería en la actualidad con San Mateo.

  • Vistas panorámicas:
  • Vertiente norte de la isla.
  • Llanos de Ana López
  • Ruta nº5. Sábado noche 26 de octubre: Un paseo por las nubes

Campamento El Garañón-Corral de los Juncos-Campamento El Garañón.

Llegada/snack: Campamento El Garañón

  • Duración: 2:30h aproximadamente.
  • Distancia: 2,54 km aproximadamente.
  • Desnivel positivo acumulado: 65m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 62m. aprox.
  • Dificultad: Baja.

¿Quién no se ha maravillado alguna vez al observar un cielo estrellado, desde lo alto de una montaña? Atrévete a contemplar la inmensidad del cielo desde el corazón de Gran Canaria, el mejor lugar de la isla para admirar el firmamento.

Esta actividad es la simbiosis del senderismo nocturno junto con la astronomía, en la que podrás disfrutar de los fantásticos cielos de la zona, un infinito aparentemente alcanzable lleno de bonitas luces. Durante este paseo podremos ver las maravillas que nos ofrece la naturaleza bajo la luz de la luna y las estrellas. El recorrido se realizará por una ruta apta para cualquiera, que la hace única y que cuenta con un mirador desde el que se puede disfrutar de las mejores vistas de “La Caldera de Tejeda” y la Cumbre Central. La actividad culminará con la observación y las nociones básicas sobre astronomía impartidas por expertos en el tema que te ayudarán a interpretar el cielo y sus secretos, mediante materiales específicos.

Descubre más sobre el “Monumento Natural del Roque Nublo”

El “Monumento Natural del Roque Nublo” es uno de los espacios naturales más emblemáticos de la isla de Gran Canaria, la cual se formó en tres ciclos eruptivos; y el “Roque Nublo”, por su parte, se formó durante el segundo ciclo. Se eleva unos 67 metros sobre su base, y 1813 metros sobre el nivel del mar. En la antigüedad, fue utilizado como lugar de culto aborigen. En el año 1987 fue declarado “Espacio Natural” y en 1994 fue declarado “Parque Rural”.

Está ubicado dentro del parque rural del Nublo y se encuentra situado en el centro geográfico de la isla, sobre tierras del municipio de “Tejeda”, en una zona muy abrupta. Junto al “Roque Nublo” se encuentran otras formaciones rocosas singulares, como el llamado “Roque del Fraile” y “La Rana”.

Gran Canaria tiene una altura total de 1.949 metros gracias al “Pico de las Nieves”. El “Roque Nublo”, por su parte, es el símbolo por antonomasia de la isla de Gran Canaria.

  • Ruta nº6. Domingo 27 de octubre: Valle del Dragón:

San Pedro-Era de Berbique-Lomo del Manco-Puerto de Agaete

Llegada/degustación: Hotel & Spa Cordial Roca Negra.

  • Duración: 4:30 – 5:00h aproximadamente.
  • Distancia: 9,87 km aproximadamente.
  • Desnivel positivo acumulado: 608m. aprox.
  • Desnivel negativo acumulado: 759m. aprox.
  • Dificultad: Media-Alta

Caprichosas formas rocosas nos harán viajar a un mundo de fantasía y leyenda.

Esta ruta se desarrolla en un municipio lleno de tradición, historia y pasado aborigen. “Agaete” es naturaleza, sensaciones y sabores; en su valle se extienden plantaciones de frutas tropicales, café y deliciosos vinos. Un maravilloso paisaje de costa y tradición pesquera que se abre paso entre abruptos paisajes dejando una huella imborrable en la mente de todos las que lo visitan.

Estos senderos de gran belleza y singularidad suponen el emplazamiento perfecto para los amantes del senderismo.

La ruta comienza en el “Barrio de San Pedro”, donde encontraremos una pendiente positiva hasta “La Era de Berbique” y donde afrontaremos un desnivel aproximado de 400 metros, una ruta idónea para aquellos más exigentes, pero accesible para todo aquel que quiera disfrutar del contacto con la naturaleza en un enclave paisajístico único.

Desde allí seguiremos hasta “Lomo del Manco” donde disfrutaremos de unas vistas casi perfectas de “Agaete” llegando así al icónico “Puerto de las Nieves”.

La ruta finaliza en el “Hotel & Spa Cordial Roca Negra”, un balcón hacia el inigualable acantilado de la costa norte de Gran Canaria donde podremos disfrutar de unas asombrosas vistas al mar. Un paraíso para el descanso en un enclave de roca volcánica de la marinera “Villa de Agaete”, allí celebraremos la degustación de gastronomía local, al son del murmullo de las olas.

  • San Pedro: A los pies de los impresionantes riscos de Tamadaba se sitúan los pagos de San Pedro y La Vecindad de Enfrente, en el Valle. El primero recibe su nombre por la advocación de la pequeña ermita a San Pedro. En la víspera de su festividad se celebra lo que tradicionalmente se conoce por la «rama chica», en la que participan activamente todos los vecinos del barrio, que mantienen la tradición de que sean los mayores los que porten al santo.
  • Cuevas de Berbique/Visvique: Conjunto arqueológico consta de una treintena de cuevas que conforman el poblado situado al término del Valle de Agaete, en el camino que sube de San Pedro a Tamadaba, y que se erige en un emplazamiento de control visual sobre el territorio circundante, lo que, unido al difícil acceso de la zona, proporcionaba ventajas defensivas.
Compartir.

Deja un comentario

error: