El Ports de Morella

0

Al norte de la comunidad Valenciana, se encuentra la comarca del Ports de Morella, un territorio rodeado entre montañas centenarias, donde el paso del tiempo ha forjado un entorno singular, en el que reencontrarse con el pasado nos enseña a disfrutar del presente.

Situada en la parte septentrional de la provincia de Castellón, haciendo frontera con Aragón y Cataluña. La Comarca dels Ports de Morella, es tal vez una de las zonas menos conocidas del territorio valenciano.

Aunque la capital de esta comarca, Morella, es todo un reclamo turístico por su singular belleza, bien vale la pena adentranse a conocer una región de un paisaje agreste, con un legado de grandes tesoros naturales, patrimoniales y culturales.

Morella
Morella es punto de partida para conocer la comarca del Ports. Esta población alzada en un peñón a 985

Iglesia de Santa María la Mayor

metros, invita a perderse por sus callejuelas de aire medieval, llevando al visitante a un viaje ancestral entre majestuosos edificios góticos, casas señoriales y callejuelas empedradas. En la zona alta de la población se corona uno de sus principales atractivos, el castillo de Morella, datado del s.XIII se levanta hasta los 1072 metros, y ha sido refugio de diversas culturas y civilizaciones. Gracias a su estratégica ubicación sobre una gran roca, se convirtió durante siglos en una fortaleza inquebrantable. Actualmente se puede visitar su interior, y admirar algunas de sus edificaciones mejor conservadas, en las que destaca el

Vistas del castillo de Morella desde
el Convento de San Francesc

antiguo convento del s.XIII-XIV que incluye el claustro, la Sala de Profundis donde destaca en una de las paredes un lienzo con simbología de la época, y la iglesia, en la que se reflejan diferentes estilos como el románico y el gótico. El Palacio del gobernador, es otra estancia que actualmente se ha convertido en un pequeño museo donde se puede conocer toda la historia del castillo, también se exponen algunas de las piezas encontradas en la zona. Desde el exterior, en la plaza de armas, se puede contemplar una espectacular panorámica de la comarca y de gran parte de la población.

Morella está rodeada de un recinto amurallado de casi dos kilómetros, por el que se ubican estratégicamente dieciséis torres. A los pies del recinto amurallado, y abrazando todo el perímetro de la población, se encuentran seis puertas de acceso al casco urbano, todas ellas con nombre propio, guardan su particular historia.

Por sus calles son muchas las casas solariegas que se conservan, algunas de ellas transformadas en edificios públicos o en establecimientos hosteleros, entre los que se encuentra el Ayuntamiento, un edificio gótico construido en sustitución a la inicial, ya que se incendió en 1356, el actual fue reconstruido entre los

Panorámica de Morella

años 1410 y 1414 para acoger la Corte de Justicia y la prisión. El antiguo palacio del Cardenal Ram del s.XVI es actualmente un confortable hotel, y el Palacio Marqués de Cruïllas del s.XIV que en su interior hay apartamentos de turismo rural. Estos son algunos ejemplos de las casas-palacios que alberga la población conservando al máximo toda estructura inicial, y muchas de ellas convertidas hoy en día en comercios, museos, o servicios hosteleros.

La Basílica Arciprestal de Santa María La Mayor, es un templo religioso de estilo gótico, que destacan su imponente fachada toda decorada con figuras de apóstoles y vírgenes esculpidos en piedra, una joya arquitectónica y visita obligada. Fue construida entre los siglos XIII y XVI. En su interior se encuentra un peculiar coro en altura, por el que se accede desde una escalera de caracol decorada con tallados bíblicos a relieve.  La calle Blanco de Alagón con bellos porches de piedra del s.XIII-XIV, es el núcleo de la población, aquí se centra la vida comercial y de ocio.

“Camins de Dinosaures”

Morella y la comarca de Els Ports fueron hace millones de años, tierra habitadas por los dinosaurios, prueba de ello, han sido la gran cantidad de restos fosilizados hallados en los yacimientos paleontológicos que se han descubierto por toda la región, convirtiéndola en la comarca con más fósiles de dinosaurios encontrados del todo el país.

“Camins de Dinosaures”, es un proyecto que quiere dar a conocer el importante patrimonio paleontológico del lugar. Morella es una de las localidades, donde se pueden ver algunos de estos hallazgos en su museo dedicada a la fauna prehistórica. A parte del museo, en 2018 se instaló en la zona de la Alameda de Morella, una réplica a tamaño real de ocho metros de un dinosaurio Allosaurus. 

Vallibona
Saliendo de Morella a 28 Km dirección zona este de la comarca, y por un trayecto de carretera serpenteante, encontramos Vallibona, ubicada a pies del río Cérvol y bajo la mirada de las imponentes montañas de Els Ports. Sus callejuelas estrechas recorren su importante legado arquitectónico, entre casas y edificios nobles, entre la que destaca la iglesia de la Asunción del s.XIV, cuenta con dos entradas para acceder, y en su interior se pueden apreciar detalles barrocos y un interesante órgano de 1791.

A las afueras de Vallibona, en dirección a la Ermita de Santo Domingo, se halla una de las panorámicas más conocidas y curiosas, en la que se puede apreciar el parecido de la silueta de la población con la del mapa de España. 

Panorámica de Vallibona

Por los alrededores de Vallibona existen varios senderos señalizados, por los que se pueden apreciar un rico y variado ecosistema. Este lugar guarda una interesante historia, conocida por ser la La tierra de la Pastora una figura legendaria de las guerrillas españolas, un maqui hermafrodita, que nació como mujer y acabo encontrando su identidad sexual pasando a ser de Teresa a Florencio, apodado “el terror del Caro” y combatiendo por las montañas dels Ports y el Maestrazgo. 

Forcall

Horno medieval

Forcall se sitúa al nordeste de la comarca. En este pequeño municipio se encuentra el horno medieval más antiguo de Europa en funcionamiento, del que se utiliza en ocasiones puntuales. El Palacio de Osset-Miró del s.XVI es otro de los atractivos que destacan, un edificio señorial antigua residencia de una de las familias más importantes de la comarca, y actualmente convertido en un acogedor hotel.

El Ayuntamiento, es un edificio de estilo gótico con detalles renacentistas, construido entre los s.XIV y XVI, conocida también como Casa de la Vila o Palacio de las

escaleras, en alusión a las características escalinatas que se asoman a cada lado de la fachada para acceder a su interior. El Ayuntamiento es uno de los edificios principales que preside la Plaza Mayor, lugar de

Ayuntamiento de Forcall

encuentro de todas las actividades lúdicas y sociales de la población, entre la que se celebra cada enero una de sus festividades más ancestrales e importantes, “La Santantonà”, una fiesta donde el fuego, santos, demonios y diversión son los protagonistas. Uno de los momentos más esperados, es cuando se alza en medio de la plaza el “maio” un árbol que cada año con la fuerza de los forcallanos lo elevan desde varios puntos de la plaza, para centrarlo y formar una estructura cónica a sus pies con troncos y ramas, construyendo una especie de barraca por la que poder pasar, en la que se acaba formando una hoguera, por la que varios personajes que simbolizan el bien y el mal danzan a través de ella.

Olocau del Rey
En el pequeño pueblo de Olocau del Rey, situado a más de mil metros de altitud en la parte más oeste de la comarca, muy cerca de la frontera con Teruel, y con poco menos de 200 habitantes, es uno de los lugares con gran relevancia dentro del Camino del Cid, y con uno de los archivos municipales más importantes de la Comunidad Valenciana.

La localidad de origen árabe, de los s.X y XI se fundó con el nombre de Olcaf en referencia a su castillo, sus ruinas se alzan en lo alto de un cerro a 1200 metros y dominaban estratégicamente buena parte de los alrededores de Olocau. En el año 1180 tanto el castillo como la población pasó a formar parte del Reino de Aragón con la conquista de Alfonso II, y no fue hasta 1287 que el rey Alfonso III los integrará a las tierras de Morella, pero finalmente en 1691 concedió juntos a otras aldeas, desvincularse de la capital y pasar a ser independiente.

La población conserva otras joyas arquitectónicas, como el Palacio de Figuera del s.XV, la casa consistorial del s.XVI o el horno comunal del s.XIII más antiguo de Europa, que a diferencia del de la población de Forcall y siendo de la misma época, este no está en funcionamiento.

App “Camí de Conquesta”

Pese a que Olocau siempre fue una pequeña urbe con una población reducida, sí que llegó a ser un emplazamiento de gran importancia, con una situación estratégica, por donde confluían personajes de cierta relevancia, por lo que se desarrolló un gran abanico de oportunidades empresariales, habiendo desde 1841 hasta 1933 treinta y tres oficios artesanos censados.

Actualmente el ayuntamiento de la población, aprovechando las nuevas tecnologías ha creado un sistema interactivo y audiovisual, para dar a conocer a todos los visitantes toda la historia así como el patrimonio de Olocau, mediante una aplicación para cualquier dispositivo móvil, por el que permite recorrer los lugares de importancia patrimonial e histórica, a través de los diferentes carteles ubicados en cada zona mediante códigos QR. 

Cinctorres

Yacimiento Ana

Cinctorres, es otra de las poblaciones de gran interés dentro de la comarca, por sus alrededores se pueden encontrar diferentes enclaves arqueológicos, desde la edad del hierro hasta la época romana, y junto a Morella son dos de las zonas con mayor concentración de restos paleontológicos de la Comunidad Valenciana.  A 1,6km del  municipio se encuentra el yacimiento de Ana, dentro del parque cultural “Dinomanía”. Por este lugar se pueden realizar interesantes “dino-rutas”, un tipo de turismo que invita a conocer de cerca todo lo relacionado con los dinosaurios.

El pueblo de Cinctorres está situado en una planicie rodeado de imponentes cumbres de más de 1200 metros de altura, la zona es idónea para poder disfrutar de múltiples actividades por la naturaleza, desde recorridos por bicicleta aptos para toda la familia, hasta rutas de trekking con espectaculares vistas.

Bicicleta alrededores de Cinctorres

Villafranca
En la zona más noroeste del Ports de Morella se halla Villafranca, uno de los pueblos de la comarca con mayor altitud, 1125m sobre el nivel del mar.

Por los alrededores del municipio hay repartidas más de un millar de casetas de piedra seca, así como infinidad de paredes con la misma técnica.

En noviembre del 2018, la Unesco declaró Patrimonio Cultural Inmaterial las construcciones de piedra seca. Aunque no está claro en qué época se empezó a utilizar este tipo de levantamientos, sí que hay referencias de que en los poblados Ibéricos estaba muy presente las edificaciones con este sistema.

Paredes de piedra seca

Hacía mitad del s.IX su construcción se incrementó en zonas rurales, donde la agricultura y ganadería estaban presentes, se utilizaban como propia vivienda de labradores y pastores, como pequeñas cuadras para el ganado, o zonas auxiliares para  alimentos y cultivos. Las paredes construidas con la piedra, servían para delimitar fincas y caminos. Se utilizaban las piedras que se recogían de las montañas o alrededores y se colocaban una encima de otra, teniendo en cuenta varios factores, como la estabilidad y la utilidad a la que estuviera destina la construcción, no se empleaba ningún tipo de material para fijarlas, una obra de ingeniería que siglos más tarde,  ha entrado a formar parte como uno de los bienes Patrimoniales de la humanidad. 

Artesanía

Manta Morellana

Son muchas los oficios artesanos que se desarrollaron por toda la comarca durante siglos, algunos han ido

desapareciendo, y otros se han mantenido conservando la esencia pura de la elaboración, como es el caso de la manta morellana.

La actividad textil de Morella se remonta al s.XIII, donde muchos hogares se transformaron en pequeños talleres textiles, aprovechando la lana de sus rebaños. Se empezó tejiendo alfombras y paños, pero no fue hasta el s.XVIII que se elaboraron las alforjas y la famosa manta morellana. Actualmente todavía queda algún pequeño taller donde se puede apreciar esta técnica de tejer.

Otros artesanos han conservado los conocimientos transmitidos de generación en generación, pero adaptándolos a técnicas más actuales, sin perder el arte manual y creativo de sus antepasados. En la población de la Mata se encuentra la “Alpargatería Iata Espardenyes”, es una de las pocas que quedan en la comarca, en la que se combina la fabricación del calzado tradicional con las últimas tendencias, una fusión que convence tanto a mayores como a jóvenes, gracias a la gran diversidad de diseños y colores que se elaboran. 

Alpargateria Iata Espardenyes

Datos del Viajero 

Información turística – Destino Els Ports – www.elsports.es

Dónde Comer

Dónde Dormir

  • Hotel Cardenal Ram de Morellwww.hotelcardenalram.com – Antiguo palacio del siglo XV, antigua residencia del cardenal Doménech Ram.
Compartir.

Deja un comentario

error: