5 propuestas veraniegas en la montaña

0

Varios estudios destacan los beneficios de la montaña como hacer senderismo en este entorno no solo físicamente, sino mentalmente y para la salud. En este sentido, un estudio de la Universidad de Colorado de 2016 señala que a cierta altitud hay menos oxígeno y los glóbulos rojos se adaptan, pero, además, permiten absorber oxígeno extra durante meses tras volver de la montaña. En un entorno como Andorra en el que 72 picos superan los 2.000 m de altura, parece imprescindible incluir un plan de senderismo en cualquier escapada este verano y completarla con muchas otras actividades.

Así, entre los planes más destacados para esta época encontramos:

  • Senderismo en la montaña: Andorra tiene más de 60 itinerarios con los que descubrir todos los rincones verdes del Principado y admirar los lagos, muchos de origen glaciar, de sus parques naturales. En concreto, el Valle del Madriu-Perafita-Claror fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2004. Además, existe un total de 28 refugios de montaña repartidos por el Principado y disponibles en verano.
  • Turismo activo: Andorra es un enclave idóneo para la práctica de deportes de aventura, como la escalada o las vías ferratas. Los aficionados a la escalada pueden acercarse a la zona Solà d’Enclar, la que cuenta con más vías de todo el país, y elegir entre diversas opciones de dificultad media-alta; mientras que aquellos que busquen vías ferratas de dificultad media pueden probar las de Roc de Quer (Canillo) y Roc d’Esquers (Escaldes-Engorday), con unas vistas espectaculares.

Asimismo, el barranquismo es otra de las modalidades que Andorra invita a experimentar y que es apto para todos los niveles: desde el barranco de Segudet, idóneo para iniciarse en este deporte, hasta el barranco de la Canaleta (150 m de desnivel), que tiene los rápeles más largos de Ordino y un nivel de dificultad alto. Para aquellos que prefieran las dos ruedas, el ciclismo es uno de los deportes por excelencia de Andorra, albergando un año más escenario La Vuelta en sus últimas etapas. Para los aficionados a este deporte, la ruta Coll d’Ordino que sale de Canillo es accesible y asciende a la cima de Casamanya, una de las más visitadas.

  • Cuiarse en centros wellness: Además de disfrutar de múltiples opciones de turismo activo, Andorra también es un icono del wellness gracias al piramidal edificio de Caldea y, desde hace unos años, a Innú. Ambos establecimientos son un paraíso para la desconexión, pudiendo disfrutar de la familia en Caldea y de terapias más personalizadas, solo o con pareja, en el exclusivo centro Innú.
  • Descubrir pueblos con encanto: El conjunto de casas que, con sus tejados de pizarra y vistosas flores en los balcones, dan vida a curiosos pueblos andorranos merecen una visita obligada. Y más si se trata de pueblos con un gran patrimonio histórico como Ordino, que reúne las casas museo Casa Rossell y d’ArenyPlandolit; Les Bons o Pal, con iglesias del siglo XI y XII; o con la singularidad de Auvinyà, una localidad donde perderse entre casas sin numerar, torres mediables y puentes románicos. 
  • El espectáculo del Cirque du Soleil y otros festivales: Tras cinco años colaborando con la mayor productora teatral, Andorra Turisme renueva el acuerdo con un show totalmente diferente: Diva, un espectáculo para recordar las divas de la música que han marcado nuestra vida en los últimos años. Está disponible hasta el 29 de julio con una modalidad de entradas mixta que incluye algunas de pie (gratuitas) y otras sentadas (de pago). Además, una vez terminado el espectáculo, la música seguirá estando vigente en el Principado con el 34º Festival de Colores de Música de Escaldes-Engordany, que este año vuelve con tres propuestas: “Jazz en la calle”, “Músicas del mundo” y “Noches del mundo”.

Con un 90% del territorio siendo pura naturaleza, verano es una estación ideal para recorrer Andorra a pie o descubrir sus lagos y valles a caballo o desde lo alto de la montaña escalando. Asimismo, la fuerte vertiente de turismo activo en época estival siempre puede completarse con la oferta constante del Principado: más de 1.000 comercios que abren de lunes a domingo; bordas andorranas que invitan a deleitarse con cocina tradicional de calidad; aventuras en las estaciones de esquí que en verano se renuevan para proporcionar aventura y entretenimiento a toda la familia, entre otros. 

Compartir.

Deja un comentario

error: