Vigilia de las ballenas en los mares del sur de Argentina

0

Foto: ©Gentileza Subsecretaria de Turismo de Chubut

Cada año, entre junio y diciembre cientos de ballenas francas australes llegan a la Península Valdés, en el litoral de Argentina, y acuden a estas costas para cumplir con su ciclo reproductivo. Desde el pasado mes de abril ya se han empezado a ver los primeros ejemplares de esta especie, que hasta el momento de su partida ofrecen una increíble experiencia a todos los viajeros que se acercan para verlos de cerca.

La Península Valdés, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1999, entra en el mar formando dos golfos, el Golfo Nuevo y el Golfo San José, y es la zona de encuentro para cientos de ballenas, por ello se ha convertido en el lugar que acoge una de las mayores poblaciones de cetáceos del mundo, formada por unos 2.500 ejemplares. La ballena franca austral, que puede llegar a medir 15 metros de largo y a pesar entre 40 y 45 toneladas, es una especie protegida y se caracteriza por pasar mucho tiempo en la superficie del mar mostrando su cola, aletas y espalda, así como por la presencia de callosidades en la cabeza, de apariencia rugosa y color amarillento.

Para disfrutar del avistamiento de ballenas Puerto Pirámides es el único poblado y centro de servicios de la Península que se puede tomar como punto de partida, tanto para ver a los cetáceos como para disfrutar de una gran oferta de excursiones terrestres y marítimas, que permiten conocer otros animales como elefantes y lobos marinos, pingüinos de Magallanes, orcas o delfines.

El avistamiento de ballenas es uno de los atractivos más importantes de Argentina y supone una de las experiencias más impactantes e inolvidables para el viajero. La actividad se realiza a través de una excursión organizada en barco, con el que los turistas se adentran en el mar para poder ver de cerca los movimientos de las ballenas en la superficie y observar la magnitud de sus dimensiones.

Compartir.

Deja un comentario

error: