Viena toda una ciudad inteligente con gran calidad de vida

0

Por sexta vez consecutiva, Viena ha sido reconocida como una ciudad de alta calidad de vida, colocándole este 2015 a la cabeza de 230 metrópolis de todo el mundo con el título de ciudad con la mayor calidad de vida. También la perfecta infraestructura, la movilidad orientada hacia el futuro y las ofertas “inteligentes“ convierten a Viena en un atractivo destino turístico.

Gracias a su estructura urbana compacta, Viena es una ciudad de cortas distancias muy adecuada para los peatones. Sus bellos parques (como por ejemplo los que rodean la Ringstrasse) invitan a descansar en los espacios verdes. Pero también la estación de metro o la parada de tranvía o autobús más cercana no está nunca lejos. Viena dispone de una excelente red de transporte público con una longitud total de más de 1.000 kilómetros (cinco líneas de metro, 29 líneas de tranvía, 145 líneas de autobús y trenes de cercanías). Viena también puede ser descubierta de manera ecológica mediante los más de 1.200 kilómetros de carriles y rutas de bicicleta, por ejemplo con la citybike. 1.500 bicicletas urbanas en 120 estaciones están a disposición del usuario; la primera hora es gratuita, tras la cual se cobra una tarifa asequible. Y quien no quiera pedalear puede tomar una bicicleta-taxi (faxi). En las rikshas de tres ruedas caben dos pasajeros.

Las tecnologías inteligentes facilitan y mejoran la vida en la ciudad, de lo cual sacan provecho no sólo los vieneses sino también los visitantes. WiFi gratuito, páginas web y aplicaciones móviles convierten Viena también en este sentido en una ciudad inteligente. El WiFi gratuito existe en Viena en numerosos lugares públicos, por ejemplo en la Tourist-Info de la Albertinaplatz, en la Plaza del Ayuntamiento y la Stephansplatz, en el MuseumsQuartier, el Naschmarkt y el Prater, en la Isla del Danubio, en el vestíbulo de la Estación Westbahnhof y en numerosos hoteles, café y bares.

Las compras inteligentes son en Viena también un tema importante. La marca vienesa de moda Göttin des Glücks apuesta ya desde hace años por el comercio justo y el algodón ecológico justo certificado para sus diseños. También en Buntwäsche tanto los jóvenes como los mayores pueden vestirse con prendas libres de productos tóxicos. Los materiales usados en la industria y el comercio sirven de inspiración a Gabarage upcycling design para su diseño creativo: pelotas de bádminton que se convierten en divertidas lámparas y escaleras mecánicas de metro en cómodos asientos. También en la tienda de Auferstanden se encuentra una gran cantidad de inteligentes productos de “sobreciclaje” (upcycling), por ejemplo antiguos esquíes que encuentran un nuevo uso. Si alguien quiere comprar alimentos ecológicos sin embalaje, puede hacerlo en Lunzers Mass-Greisslerei, donde pueden comprarse, entre otros productos, harina, cereales, aceites y especias en la cantidad deseada y en recipientes que trae el cliente. En Viena hay numerosos lugares para que los consumidores conscientes gocen de especialidades culinarias. Kaas am Markt y Zimmer37, en el mercado del Karmelitermarkt, sirven no sólo platos deliciosos, sino también productos delicatessen ecológicos y de comida lenta para llevar.

Compartir.

Deja un comentario

error: