Pasear en Noruega por un glaciar

0

Para los aventureros y quieran huir del sofocante calor, Noruega te ofrece una experiencia extraordinaria, caminar por un glaciar.

Más de 2.600 kilómetros cuadrados del área de tierra firme de Noruega están cubiertos por glaciares. Asimismo, los glaciares cubren el 60 % del archipiélago Svabard.

Un paseo guiado por un glaciar

Caminar por un glaciar es una experiencia increíble, pero hace falta estar atento, tener algunos conocimientos y contar con el equipo adecuado.

La masa de hielo está en movimiento constante y puede presentar peligros inesperados por causa de las grietas profundas (normalmente cubiertas de nieve), las avalanchas o la fractura de grandes bloques de hielo (desprendimientos). Siempre hay peligro de hundirse en el hielo, incluso en la parte frontal del glaciar.
Garantiza tu seguridad utilizando guías autorizados y no te aventures nunca por tu cuenta en un glaciar o en sus proximidades. Durante el período de verano hay excursiones guiadas a la mayoría de los glaciares. Acuérdate de llevar ropa de abrigo, algo para cubrir la cabeza, un calzado adecuado, guantes y gafas de sol.

¿Por qué no probar un viaje sobre el hielo azul en el glaciar de Folgefonna o hacer senderismo en el glaciar Nigardsbreen?

 Laboratorios de la naturaleza

Los glaciares no son solamente una atracción paisajística, sino que son también importantes laboratorios de la naturaleza, especialmente para el estudio del cambio climático, la geología y la vegetación. Estos ríos de hielo en lento movimiento son sensibles a cualquier cambio del clima, por lo que el calentamiento global puede influir seriamente en su extensión.

Los glaciares crecen y se reducen, además de cambiar de dirección, de forma y de color. Aunque tenga varios centenares de metros de espesor, el hielo está en movimiento constante y los brazos del glaciar pueden crecer varios centenares de metros en un periodo de pocos años. El agua que se funde de los glaciares se acumula, convirtiéndose en ríos y cascadas.

Y por tanto, la historia continúa: el movimiento de los glaciares sigue influyendo en el paisaje tal como lo había hecho durante miles de años, como lo hizo cuando se formaron los famosos fiordos de Noruega.

Los glaciares más grandes de Noruega

Austfonna
Ubicado en el archipiélago de Svalbard, Austfonna es el tercer casquete de hielo más grande del mundo, después de la región antártica y Groenlandia, con un frente de glaciar de 200 kilómetros. Ello lo convierte en el glaciar más grande de Europa.

 

Jostedalsbreen
Es el glaciar más grande de Europa continental, con una superficie de 487 kilómetros cuadrados. Este glaciar tiene más de 50 ramales, como por ejemplo los famosos glaciares Briksdalsbreen y Nigardsbreen. El glaciar forma parte del Parque Nacional Jostedalsbreen, ubicado en Sogn og Fjordane. A los pies del glaciar Nigardsbreen en el valle de Jostedal, puedes visitar Breheimsenteret – un Centro de Visitantes del Parque Nacional. Fjærland alberga el Museo Noruego del Glaciar, donde podrás encontrar información sobre los glaciares y cómo forman el paisaje, el clima y cómo nos afecta.

Svartisen
En realidad Svartisen son dos glaciares: Vestre Svartisen y Østre Svartisen. El glaciar forma parte del Parque Nacional de Saltfjellet-Svartisen, ubicado en Nordland.

Folgefonna
Se encuentra aquí el centro de esquí de verano Fonna Glacier Ski Resort y forma parte del Parque Nacional de Folgefonna, perteneciente a la provincia de Hordaland.

Compartir.

Deja un comentario

error: