Madeira, 740km2 de relax y aventura

0

Conocida también como la Perla del Atlántico, Madeira presume de un clima agradable durante todo el año. El archipiélago posee una gran cantidad de agua, generando numerosas cascadas en casi cualquier punto de la isla. Descubierta por navegantes portugueses a principios del siglo XV, Madeira se convirtió en la isla puente en el camino de paso hacia el nuevo mundo.

 

La Región Autónoma de Madeira está formada por un conjunto de dos islas, Madeira y Porto Santo, más un grupo de islotes conocidas como Islas Desiertas y la reserva de las Islas Salvajes, estas dos comparten las características de un terreno áridos,  y solo habitadas por una importante comunidad de especies de aves y algunos reptiles protegidos, por lo que el acceso a la zona se limita a los guardas y comunidad científica.

Madeira, situada a tan solo a 400km al norte de la isla de Tenerife y a 860Km de Lisboa, desciende abruptamente al mar desde  1.861m de altitud donde se ubica la cumbre más alta, el Pico Ruivo.

Pese a ser la mayor del conjunto, Madeira tan solo tiene 740km2, Su principal actividad económica es el turismo ya que gracias a su microclima acoge visitantes durante todo el año, dispone de un puerto natural para recibir cómodamente a los cruceros con escala en la isla, con una privilegiada situación, a tan solo unos pocos metros de la ciudad, facilitando al turista el acceso rápido al centro de la villa.

Funchal.

Su capital, situada en la costa sur y tendida en una ladera frente a mar Atlántico, descubre al visitante una ciudad moderna, rejuvenecida y cosmopolita, sin dejar de lado la esencia de su cultura y raíces, donde mercados, cafeterías, jardines florales, bodegas y aires coloniales, harán inolvidable la visita a la capital. Una ciudad donde el turista que decide visitar la isla tanto para pasar unos días de relax, como disfrutar de la capital nocturna, encontrara gran variedad en diversión y ambiente.

Situada en pleno casco antiguo de la capital, la calle de Santa María concentra la mayor parte de los restaurantes y bares de la ciudad.

Pese a tener una orografía abrupta podemos pasar del puerto, a la zona alta de la ciudad, en tan solo 15min, ya que Funchal dispone de un teleférico para acceder hasta la zona del monte,  con un recorrido aproximado de 3km, por donde poder disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad a 560 metros de altitud. Funciona todos los días excepto el día de navidad, empezando a las 09:00 de la mañana y siendo el último a 17:45 de la tarde. El precio de adulto 15€ y el niños 7,50.

Teleférico Funchal

Teleférico Funchal

Ya en la cumbre aprovechamos la ocasión para visitar los jardines tropicales y botánicos, relajándonos en un agradable paseo lleno de colorido. Para finalizar el recorrido, hay que hacerlo de la forma más tradicional y que todo visitante que llegue hasta aquí debería de experimentar, descender por las calles con los Carreiros de Cesto do Monte, una de las atracciones más populares de la isla. Se trata de un trineo de madera y mimbre donde dos expertos “corredores” a cada lado del cesto, equipados con unas botas de suela especial para no patinar en el asfalto, dirigirán nuestro carro a toda velocidad y con total seguridad, durante los 2km de recorrido, terminando en el barrio de Livramento.  El coste es de 25€ por persona, 30€ dos personas, 45€ tres personas. Al finalizar el trayecto se ofrece una fotografía por 10€.

carros-cesto-monte

En el centro de Funchal, se encuentran las Bodegas Blandy`s, donde podremos realizar una visita por la historia de los famosos vinos de Madeira, a través de un interesante recorrido por sus bodega y museo, podremos conocer de cerca todo el proceso de cultivo, elaboración y comercialización de estos caldos.  Se hacen visitas todos los días en diferentes idiomas, con una duración de 45 minutos, el recorrido finaliza con degustación de varios vinos, y el precio son 5,90 €.

No muy lejos de las bodegas, podremos admirar una de las tradiciones mejor conservadas de la isla y reconocidas mundialmente, los bordados de Madeira. En la tienda-fábrica Bordal se puede visitar el taller, solos o acompañados de un miembro del personal de la tienda, donde nos acompañarán a conocer tanto la historia de la fábrica, como los diferentes tipos de procesos que se realizan para la elaboración de los bordados. La visita al taller es gratuita.

mercado-lavradores

Mercado dos Lavradores

Otro de los lugares que no hay que perderse, es el mercado dos Lavradores, todo un reto para los sentidos, la entrada en sí misma ya es un azote sugestivo; olores y colores nos envuelven en su interior. En la entrada mujeres vestidas de trajes tradicionales reciben al visitante con pequeño y animados puestos de flores, donde a continuación nos esperan multitud de pequeñas paradas de frutas, verduras y dulces donde la vista se nos pierde con tantas tonalidades.

Que visitar en la isla

Madeira fue otorgada en el año 2015 con el prestigioso premio de World Travel Awards como el mejor destino de isla del mundo. Y es que esta isla tiene mucho que enseñar y mucho que ofrecer, bendecida con una exuberante naturaleza, con unos paisajes únicos, y servicios impecables..

 

 

Algunos de los lugares más destacados y que no hay que perderse es Porto Moniz, un pueblo costero de pequeña población pero muy concurrido, es famoso por albergar impresionantes piscinas naturales de roca volcánica.

porto-moriz

Porto Moniz

Cãmara de Lobos, otra población costera rústica y natural, siendo esta misma donde se ubicó el primer asentamiento de toda la isla en el año 1430, aquí sus primeros colonizadores encontraron gran cantidad de lobos marinos, y cuyo hermoso puerto se encuentra protegido por dos grandes acantilados, entre los que se encuentra el famoso Cabo Girâo, el segundo acantilado más grande del mundo y el primero de Europa con sus 589 metros, donde desde su mirador con el suelo de cristal bajo nuestros pies, podremos sentir el vacío de sus vertiginosas vistas.

Cãmara de Lobos, se puede sentir orgullosa de haber albergado a un afamado turista como Winston Churchill, el cual emocionado por la composición de tan bello paisaje y espectacular naturaleza, hizo inmortalizar en sus lienzos durante su estancia en 1950, el bucólico paisaje de esta encantadora población,

camara-do-lobos1

Cãmara de Lobos

El turista que decida visitar la isla en coche, será sorprendido durante su recorrido de innumerables cascadas que se deslizan por las interminables paredes de sus montañas, tal vez la más famosa es el Véu da Noiva (Velo de la Novia). Situada en la costa norte de la isla, esta impresionante y preciosa cascada debe su nombre a su altura y caudal de agua, disfrutado a la vez de unas excepcionales vistas de la zona.

Salto velo de la novia

Salto Velo de la Novia

Santana es otra localidad convertido en uno de los lugares más visitados por los turistas, su popularidad se debe a la conservación de sus casa de colores alegres, típicas de esta zona, conocidas como las Palhoças, construidas con tejado de paja, con una pronunciada inclinación hasta el suelo, las cuales eran utilizadas hace siglos para el almacenamiento del grano de cosecha y como vivienda.

Casas Santana

Casas Santana

Además de una población agradable y colorida, Santana también es el punto de partida para todos aquellos senderistas, que quieran disfrutar de la naturaleza en estado puro, ya que la población está rodeada de bosque de laurisilva, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, y por donde hay numerosos recorridos de Levadas.

Disfrutar de la naturaleza y deportes de Madeira

Para los amantes de la naturaleza y el turismo activo Madeira ofrece un sin fin de actividades, los safaris por 4×4 por el interior de la isla es una de las atractivas opciones que Mountain Expedition nos ofrece. Podremos entre otras actividades, recorrer algunas de sus famosas levadas, o subir hasta el mirador del Pico de Aireiro de 1.810 metros, considerado el tercer pico más alto de la isla.

Las levadas son canalizaciones hechas por el hombre, con el fin de abastecer de agua a otras poblaciones así como a campos de cultivos de zonas más secas. Hoy día se han convertido en rutas para senderistas, de diferentes niveles y dificultades, existen 2.500km y hay más de 200 recorridos distintos, ofreciendo disfrutar del interior de isla, con impresionantes vistas en un entorno inigualable.

Levadas

Levadas

Otra de las experiencias que hay que hay que vivir, es una salida en alta mar a bordo de un catamarán o barco, donde podremos observar el paso de ballenas y delfines. En la embarcación disfrutaremos de un agradable paseo atentos en todo momento, de las indicaciones de los guías que nos alertaran de cualquier avistamiento de los cetáceos. También podremos disfrutar de las frías aguas del Atlántico, pudiendo bañarnos durante un corto pero intenso parón, o hacer un poco de  snorkel durante unos minutos. La excursión dura alrededor de unas 2,30h.

Para los más atrevidos y aventureros, donde descubrir la Madeira más salvaje, encontramos empresas como Adventure Kingdon , que nos ofrecen la posibilidad de practicar diferentes actividades de aventura para todos los niveles, como barranquismo, canoning, trekking, etc.. En todas sus actividades proporcionan todo el material necesario, así como hacer pasar una divertida e inolvidable jornada de aventura.

Madeira para comérsela.

La gastronomía madeirense es extensa y en su mayoría a base de productos regionales y de gran calidad, podemos disfrutar de deliciosas especialidades que acentuaran nuestro gusto y olfato.espetada1

Gracias a su cercanía al mar y siendo una isla con gran fauna marina, Madeira despunta por sus platos de mariscos y pescados frescos. A pesar de ser en su mayoría pueblos pesqueros, no podemos olvidarnos de sus excelentes carnes de vacuno y deleitar a nuestro paladar con una “espetada”, que curiosamente no tiene nada que ver con la típica espetada española a base de pescado, en este caso se trata de  una brocheta de carne hecha a la brasa y pinchada en una rama de laurel, por supuesto todo esto lo acompañaremos  con su famoso bolo de caco, un acompañamiento presente en todos los platos, que no se trata ni más ni menos que de un  riquísimo pan tradicional, hecho como base de mantequilla y ajo.

La Poncha es otra de esas especialidades que no hay que perderse, una bebida típica hecha a base de aguardiente de caña de azúcar, zumo de limón y miel de abeja. Que no os engañe la simplicidad de sus componentes, ya que a este licor se le conoce como “La bebida de los valientes”.  Se ha hecho tan popular, que se puede degustar con diferentes sabores, como el maracuyá o la naranja.

La Poncha

La Poncha

Porto Santo, el pequeño secreto del Atlántico.

A 2.30horas en ferry desde el puerto de Funchal, podemos visitar Porto Santo, una pequeña isla de origen volcánico conocida como “la perla del Atlántico”, con tan solo 42,5 km2.  Esta isla es una de las más antiguas del Océano Atlántico con cerca de 18 millones de años de antigüedad, en sus inicios era cuatro veces más grande de la actual, y estaba comunicada con los pequeños islotes que la rodean.

Fue descubierta en el siglo XV por los portugueses. Cuando aún se desconocía que la tierra era redonda, partió una expedición con rumbo África del Sur, fueron sorprendidos un 1 de Noviembre de 1418 por una tormenta la cual empujo el navío hacia la isla, desde donde pudieron refugiarse y sobrevivir, al convertirse para ellos en un puerto seguro,  decidieron llamarle Porto Santo (Puerto Santo).

Esta isla es totalmente diferente a su vecina Madeira, con un clima primaveral durante todo el año, y con un promedio de lluvias de 20 días anuales, apenas tiene vegetación, aunque puede presumir de tener 9km de playa con arena blanca natural biogénica, originaria de un arrecife de coral y con grandes beneficios medicinales, así como pequeñas calas paradisíacas de aguas turquesas.

Villa Baleira es su pequeña capital, y la curiosidad de su nombre se debe a un cañón construido en el pico do Castelo para defender la población de los ataques piratas, pero eran tan imprecisos sus disparos, que muchos de los cañonazos terminaban impactando contra la propia ciudad, por lo que acabaron llamándola, Villa Baleira (Villa de las Balas).

En la ciudad podremos visitar la casa donde vivió Cristobal Colón convertida hoy día en un museo. Este lugar fue el hogar de uno de los descubridores de la isla, el gobernador Bartolomeo Perestrello que se instaló junto a su familia. Una de sus hijas se convirtió en la primera esposa de Cristóbal Colón, por lo que el gobernador cedió parte de sus posesiones, incluyendo su casa donde finalmente vivió Colón.

Uno de los monumentos naturales que tiene la isla es el “Piano”, y no se trata precisamente de un instrumento musical, contrariamente a su nombre, es una montaña con una curiosa formación de columnas en su pared. Este macizo fue formado hace casi dos millones de años en la era glacial, y debido a su composición molecular de la lava por donde se deslizo en diferentes direcciones, el capricho de la naturaleza nos hace ver perfectamente una vertiente con forma de teclas de piano enclavados en su pared.

el-piano

El Piano

Entre todas la visitas posibles destacaríamos Quinta das Palmeiras, un pequeño oasis en medio de un paisaje árido y sin apenas vegetación, por donde resurge un espacio lleno de vida vegetal y animal, rodeado de grandes palmeras y abundante flora, una iniciativa particular surgida de un sueño y 15 años de duro trabajo, de su propietario Carlos Alfonso.  Un lugareño que planto cada uno de los árboles y flores que habitan en este edén, y de las que habitan diferentes aves en libertad y que curiosamente no se atreven a escapar, sabiendo que este es el único lugar donde no les faltará comida. La Quinta está abierto durante todo el año y cuesta 3€ la entrada, podremos disfrutar de un espacio donde refugiarnos a la sombra de su palmeral, y tener un contacto directo con aves, reptiles y peces.

Quinta Das Palmeiras

Quinta Das Palmeiras

Casa da Serra, es otro de los lugares imprescindibles para el turista, un proyecto que lleva acabo Lomelino, un habitante de la isla que durante años este lugar fue su hogar, y del que hoy en día muestra orgulloso a los visitantes cómo se vivía en Porto Santo con los recursos que la misma isla les proporcionaba. Esta casa-museo de 1764,  está abierto todo el día y su entrada es gratuita.

No obstante si no queremos perdernos ningún lugar por visitar Porto Santo, es recomendable contratar una agencia de la isla, los cuales por un precio muy asequible nos enseñarán los secretos mejor guardados de este pequeño paraíso. Nuestra recomendación es la agencia y guías Lazemar, fue la primera agencia que empezó en Porto Santo, la cual por 25€ nos proporcionaran un recorrido para descubrir todos los rincones montados en un 4X4, sus guías hablan diferentes idiomas y es la única agencia que incluye en el precio la entrada a la Quinta das Palmeiras.

¿Por qué visitar Madeira?

Bajo nuestra propia experiencia la única respuesta sería, porque SI a todo… Todo lo que puedas esperar para tener unos días de descanso y relax, para actividades de aventura, por su gastronomía que acentuara tu paladar, para navegar, para los amantes de la fotografía, por la amabilidad de su gente, por su clima y un sin fin de “para”.

Texto.Pedro Balagué – Foto.Alejandra Ribas

DATOS DEL VIAJERO

Información turística. http://www.visitmadeira.pt/

Cómo llegar.

TAP Portugal es la compañía líder de Portugal, ofrece vuelos desde Madrid, Barcelona, A Coruña, Asturias, Bilbao, Valencia, Málaga, Sevilla y a partir del próximo 1 de Julio, también desde Vigo, con excelentes conexiones vía Lisboa a Madeira, todos los días del año. Más información en www.flytap.com, o en su agencia de viajes.

Dónde Dormir

Quinta Das Vistas 5*–  Ubicado en lo alto de una colina con impresionantes vistas a la ciudad de Funchal. Esta antigua quinta convertida en un elegante hotel, tiene amplias habitaciones con wifi gratis. http://www.quintadasvistasmadeira.com/

Hotel Regency Cliff 4* . Situado en un pequeño acantilado frente al océano, con acceso directo al paseo marítimo del Lido, y a varias piscinas públicas con entrada al mar. www.regencycliff.com/

Dónde Comer 

Rest. Do Forte – (Funchal)  Gastronomía de alta cocina. Situado en un antiguo Fuerte del S.XVII en la zona antigua de Funchal.  https://forte.restaurant/

Rest. Santa Maria – (Funchal) Especialidad en pescados, mariscos y sushi, situado en la zona histórica de la ciudad. http://www.santamariafunchal.com/

Rest. Beerhouse –  (Puerto de Funchal)  Cocina tradicional y tienen su propia cerveza fabricada por ellos mismos. http://www.beerhouse.pt/web/

Rest. II Basillico – (Funchal) Especialidad en comida regional e italiana, situado en al paseo marítimo del Lido. http://ilbasilicorestaurant.com/

Rest. Vila do Peixo – (Câmara de Lobos) Especialidad en pescado. www.viladopeixe.com/

Rest. Adega da Quinta –(Câmara de Lobos) Especialidad en Espetada. http://www.quintadoestreitomadeira.com/es/restaurants.html

Rest. Quinta do Furão (Santana) Gastronomía regional e internacional con productos propios. Impresionantes vistas de acantilados sobre el mar. https://www.quintadofurao.com/

Vistas desde terraza Quinta do Furão

Vistas desde terraza Quinta do Furão

Rest. Fajã dos Padres (Quinta Grande) – Situado junto a la playa rodeada de un entorno idílico, solo se puede acceder en barco, en ascensor panorámico o en teleférico situado en Ribeira Brava. http://www.fajadospadres.com/

Rest. Casa de Pastro Justiniano – En el norte e interior de la isla dentro del parque nacional de Laurisilva. Especialidades trucha y espetada con ramas de laurel.  http://www.casadepastojustiniano.com/

 

Compartir.

Deja un comentario

error: