La Amazonía peruana, toda una aventura

0

©Musuk Nolte

La Amazonía peruana, es conocida por su privilegiado microclima, donde abundan bosques de neblina, e su impresionante páramo. Además, ofrece muchas opciones para los visitantes más atrevidos que desean descubrir la selva desde una perspectiva más aventurera.

Se dice que la región amazónica de Perú es uno de los mejores secretos de toda Sudamérica y uno de los paisajes naturales más aclamados del mundo, de tal modo que es parte de las Nuevas Siete Maravillas de la Naturaleza. En esta zona -tan misteriosa como fascinante- es posible vivir grandes aventuras que queden para siempre en el recuerdo de los viajeros.

Senderismo en la Reserva Nacional de Tambopata

En esta reserva nacional, en plena selva de Madre de Dios, es posible realizar excursiones con diferentes grados de dificultad para disfrutar del sonido de la selva, el canto de las aves tropicales e incluso aprender sobre plantas medicinales.

Explorar grutas misteriosas

En Tingo María, ciudad ubicada en la parte media del río Huallaga, en el departamento de Huánuco, se encuentra la Cueva de las Lechuzas. Los visitantes, siempre acompañados por expertos del lugar, pueden explorar los 400 metros descubiertos de esta cueva; hasta ahora nadie ha llegado al final. Adentrarse en este espacio fantástico permite descubrir las aves, murciélagos, reptiles e insectos que la habitan.

Canotaje en el río Tambopata

Existen varias rutas, pero la más espectacular es la que se inicia en Putina Punku, en Puno, a 900 metros de altitud, y desciende por bosques tropicales hasta la llanura amazónica de Madre de Dios, recorriendo el Parque Nacional de Bahuaja Sonene y la Reserva Nacional de Tambopata. Este increíble viaje transcurre entre rápidos de grado III y IV que atraviesan la mayor porción deshabitada de Perú.

Dejarse salpicar por las cataratas del Boquerón del Padre Abad

Localizadas en el departamento de Ucayali, ofrecen a los visitantes la posibilidad de realizar una excepcional excursión a pie atravesando la selva amazónica por el único lugar erosionado por el río Yuracyacu que se abre paso entre rocas de mil metros de altura, hasta alcanzar el espectáculo visual que forman las Cataratas del Velo de la Novia y la Ducha del Diablo.

Canopy walk way en Puerto Maldonado

O lo que es lo mismo, caminar entre las copas de los árboles. Una  aventura de caminatas sobre puentes colgantes de más de 40 metros de altura para observar y sentir un paisaje inédito. 

Pasar la noche en el Parque Nacional del Manu

Esta actividad sólo está indicada para los más intrépidos. En el parque es posible encontrar alojamiento en cabañas ubicadas en el corazón de la selva amazónica. Descansar rodeado por la impresionante flora local y disfrutando de los sonidos de la selva, es simplemente único.

Compartir.

Deja un comentario

error: