La alfombra de flores de Bruselas

0

Fotos. © Avi&Gulli, Gaston Batistini, Labo River, Michel Block

Cada dos años 750.000 begonias invaden la Grand Place de Bruselas durante 3 días en agosto para conformar uno de los mayores placeres visuales posibles en la capital de Europa: la aclamada Alfombra de Flores. Este año, toca.
HISTORIA
Oficialmente la primera alfombra de flores tal y como se concibe hoy en Bruselas fue creada por el arquitecto gantés Stautemans en 1971 como culminación de una serie de alfombras que había creado previamente en varias ciudades flamencas. Para él, esta era la mejor manera de promocionar sus adoradas begonias. A pesar de haber diseñado encargos para otras ciudades como Gante, Brujas, París, Londres, Buenos Aires, Ohio o Valencia, Stautemans aseguró que “en ningún otro lugar la alfombra luce de manera tan bella y distinguida como en la Grand Place”.
ELABORACIÓN
Una vez decidido el tema de la alfombra, con un año de antelación generalmente, se calcula la cantidad de flores y combinaciones cromáticas necesarias y se traza el diseño sobre la plaza. En menos de 4 horas, un centenar de entusiastas jardineros trabaja en equipo para resolver este gigante puzzle. Las flores se colocan lo suficientemente juntas para que no se vuelen con el viento, de manera que acaban creando su propio microclima. Si el tiempo es demasiado húmedo, ¡el césped que las rodea es capaz de crecer hasta 5 cm. en 3 días!
BEGONIAS
En el S. XIX Gante se especializó en el cultivo de esta flor, y desde entonces se ha convertido en el mayor productor de begonias a nivel mundial (60 millones al año, cuyo 80% se exporta). La begonia es la flor escogida para la Alfombra debido a su resistencia tanto al mal tiempo como al sol excesivo.
EDICIÓN 2014: 15 a 17 de agosto.
Este año el tema escogido es un kilim gigante para celebrar el 50 aniversario de la inmigración turca en Bélgica. ¿El mejor sitio para contemplarlo? La vista panorámica desde el balcón del Ayuntamiento, especialmente por la noche, durante el espectáculo diario de luz y sonido en la Grand Place.

Compartir.

Deja un comentario

error: