Esquiar y navegar en Noruega

0

Foto. Kristin Folsland

Noruega presenta una novedosa actividad que permite disfrutar de sus mayores atractivos: costa, mar y nieve, combinando dos deportes: la navegación y el esquí.

Noruega es la cuna del esquí y esquiar en Noruega es una experiencia diferente, principalmente por el increíble paisaje pero también por la calidad de la nieve y la duración de la temporada. Noruega es el único país del mundo que ofrece esquí con unas vistas de infarto: los Fiordos Noruegos como telón de fondo.

El esquí nórdico o esquí de fondo es el deporte por excelencia de los noruegos, pero también se practican todas las modalidades de esquí como el esquí alpino, el esquí con cometa o snowkiting, el snowboard, el telemark, el esquí fuera de pista y el esquí de travesía.

Una modalidad del esquí de travesía es el producto SKI & SAIL (ESQUÍ Y NAVEGACIÓN). Los mejores lugares para realizar esta actividad son los Fiordos Noruegos y los Alpes Lyngen, cerca de Tromsø, en el Norte de Noruega.

Ski & Sail es una completa actividad física al aire libre que aúna la práctica del esquí de travesía y la navegación, combinando aventura, actividad, naturaleza y gastronomía. La actividad supone una aventura para el que la lleva a cabo tanto por su originalidad, el clima, el paisaje virgen nevado y el modo de transporte para desplazarse: los esquís y el barco.

La actividad Ski & Sail salvaguarda el patrimonio natural, aprovechándose de los recursos naturales y respetando en todo momento el medio ambiente.

La idea del Ski & Sail nace de la posibilidad de explorar y descubrir nuevas montañas donde esquiar, llegando a través de las aguas de los fiordos.

El barco es el campo-base de la actividad y se utiliza como medio de transporte y lugar donde descansar tras la jornada de esquí, aunque también se puede ofrecer el alojamiento en hoteles. Una vez a bordo, el capitán desplaza al
esquiador hasta el punto de partida de la actividad, navegando por dramáticos paisajes naturales. Al llegar al destino, el esquiador se calza los esquís para así dar paso a una actividad más intensa y de alta carga de adrenalina. El barco recoge a los esquiadores en el lado opuesto del fiordo.

El alojamiento puede realizarse en el barco o en algún hotel o cabaña cercanos.

Compartir.

Deja un comentario

error: