Días medievales en Castro Marim

0

Durante cuatro días, en la población de Castro Marim, en la región del Algarve se celebrará una de las fiestas temáticas más populares de Portugal, los famosos días medievales con espectáculos a pie de calle de día y de noche, música y gastronomía en una villa con encanto. El plan perfecto para despedir agosto a lo grande Castro Marim, a media hora de Huelva, cuenta con una preciosa playa kilométrica, de arena blanca y aguas cristalinas. Es la famosa Praia Verde. Pero no es la única.

Hay fiestas veraniegas que año a año se han ganado la fama de imprescindibles y si hay una así en el Algarve durante el mes de agosto, ésa es la de Castro Marim. Ya se cumplen 18 años desde que esta pequeña villa algarvía, muy próxima a Huelva, decidiera rescatar su pasado medieval para vestir con él una original fiesta de despedida del verano: los Días Medievales. Desde entonces, el último fin de semana de agosto, Castro Marim saca brillo a armaduras, lanzas, escudos y antorchas para celebrar un evento muy especial, con gran renombre y legiones de fans, con base de operaciones en un escenario único: su castillo del siglo XIII.

Los Días Medievales de Castro Marim constituyen el plan perfecto para despedir el verano a lo grande: cuatro días bajo el cielo despejado del Algarve y con el trasfondo de su idílico mar azul, en una villa con encanto que en estos días bulle en animación, buen ambiente, espectáculos full time y rica gastronomía. Del 27 al 30 de agosto, la fiesta está servida en Castro Marim.

El encanto de Castro Marim

A sólo 57 kilómetros de Huelva, Castro Marim constituye un excelente punto de encuentro con el sur de Portugal, su paisaje y su historia. Con el mar en el horizonte, llamando sutilmente a disfrutar de sus idílicas playas (Praia Verde, Praia do Cabeço y Praia de Alagoa/Altura, todas ellas con bandera azul), Castro Marim resplandece de cerca. Sus famosas y antiquísimas salinas, que la bordean desde el lado del Guadiana, desde lejos hacen las veces de espejos reflejando el sol. Con sus casitas caladas y sus chimeneas típicas enrejadas, Castro Marim, coronada por su castillo del siglo XIII y custodiada por la Fortaleza de San Sebastián, del XVII, ofrece la cara más típica del Algarve.

Del 27 al 30 de agosto Castro Marim recibe a los visitantes vestida de gala, en una fiesta muy especial que este año cumple su mayoría de edad: los Días Medievales. Cuatro días en los que el castillo vuelve a recibir reyes, reinas, caballeros y damas, bufones y juglares. Toda una corte que protagoniza desfiles, torneos a caballo, teatro callejero, conciertos, muestras de artesanía, exhibiciones, curiosidades y un sinfin de actividades tematizadas, de día y de noche, que hacen vibrar Castro Marim en una fiesta continua y que atrae numerosos visitantes.

Una de las estrellas del programa es el Banquete Medieval, que reúne a cientos de comensales en el interior del castillo, en torno a un menú tematizado y amenizado: comida de la época (sopas aromatizadas, platos de carne, postres con fundamento) bajo la luz de las antorchas y al ritmo de la guitarra clásica (imprescindible reserva previa).

Compartir.

Deja un comentario

error: