Descubre el Nepal haciendo trekking

0

Nepal llama a los trekkers, cuando llega el otoño. Aficionados al trekking, profesionales y experimentados, recién iniciados o viajeros no habituados al senderismo pero también deseosos de vivir una experiencia trepidante en un lugar inconmensurable. Nepal llama. Porque es uno de los países más emocionantes del mundo para practicar trekking, al abrigo del techo del mundo, y porque el otoño es el momento de hacer ese sueño viajero realidad.

Octubre y noviembre son los mejores meses para lanzarse a la aventura del trekking en Nepal, coincidiendo con la temporada seca y los cielos despejados, dos variables a favor para disfrutar en toda su magnitud de una naturaleza que bulle en mil formas (picos, valles, glaciares, lagos) y de unos cielos azules y limpios que iluminan de magia una tierra bañada en colores. Además, en esta época también se puede disfrutar de las tierras bajas tropicales, que regalan unas increíbles vistas de las montañas. Así que sí: éste es el momento de viajar a Nepal y disfrutar de uno de sus grandes atractivos: el trekking. Para todos los niveles.

Y es que hacer trekking en Nepal es “otro mundo”. Una experiencia diametralmente distinta a la que ofrece, por ejemplo, España, donde, ascender a los 1.000-1.500 metros supone adentrarse en territorios de montaña despoblados. En Nepal la vida bulle en las alturas. El pueblo nepalí está acostumbrado a vivir en altura y realizar una caminata a 4.000 metros de altitud es algo habitual en su día a día: por ejemplo, en sus viajes de aldea a aldea para comercializar. Todo ello convierte el trekking en Nepal en, más allá de una aventura increíble, en una colección vital de momentos, lugares y gentes, costumbres e historias personales que hacen de éste un viaje inolvidable. Siempre en la compañía de unas de las montañas más impresionantes del planeta y con una nueva sensación espiritual de estar abriendo nuevos horizontes vitales.

Hay cientos de rutas de trekking en Nepal, variadas en longitud y dificultad. Por eso es fundamental asesorarse bien y ponerse en las mejores manos, para que esta  gran aventura se convierta en la mejor de las experiencias vitales. SanSui Treks & Expeditions, perteneciente a Incentive Group Of Companies, uno de los grupos turísticos más importantes en Nepal, es marca de referencia en la organización de viajes de aventura y en el destino y ofrece múltiples itinerarios. No sólo para grandes deportistas; también para aquellos poco duchos con el deporte, en general, o el caminar, en particular.

A continuación te damos solo algunas ideas de viajes de trekking, en función de tu forma física.

Para novatos: el valle de Katmandú. Para los poco habituados a la práctica senderista, he aquí una bonita opción de viaje a pie, que llevará a descubrir los alrededores de la a veces ruidosa capital para adentrarse en un mar de calma verde. Los bosques del Himalaya no son unos bosques cualquiera: infunden bienestar, alegría y abren nuevos horizontes de vida. El viaje Chisapani-Nagarkot-Dhulikhel no supone gran esfuerzo físico y sí una gran recompensa espiritual, en contacto directo con la naturaleza. La vida salvaje y la paz natural de Chispani; las fascinantes vistas del Himalaya al amanecer y atardecer que regala Nagarkot, y el asentamiento de Dhulikhel, con sus capillas, templos y estupas y vistas a las montañas conforman las tres paradas de un itinerario fascinante para todo viajero.

Para iniciados: explorar la región del Anapurna. El Anapurna es un paraíso para caminantes, en el que la naturaleza explosiva y su exótica y colorida cultura hacen un tándem perfecto y los pasos llevan a descubrir escenarios privilegiados. La hospitalidad característica de las gentes que habitan estas montañas cautiva al viajero, tanto como la belleza de las vistas de las montañas del Himalaya, el Anapurna y el Dhaulagiri. En este imponente lugar, SanSui Treks & Expeditions propone un itinerario “de moderado a desafiante”, pero absolutamente posible y simplemente extraordinario: descubrir los valles secretos del Naar Phu. Una experiencia de proporciones extraordinarias, alejada de los típicos itinerarios tradicionales: una aventura de 13 días descubriendo una “zona perdida” budista, donde los locales aún practican las viejas formas de trueque a través de la frontera con Tibet.

Para avanzados: el auténtico Techo del Mundo. Tocar el Everest es la experiencia soñada por todo trekker. Un sueño solo posible de alcanzar en Nepal: un fascinante viaje de gloria hasta el Campamento Base, en el que “el durante” no será menos emocionante que la meta. Descubriendo escenarios de extraordinaria belleza a través de la tierra natal de los sherpas, alcanzando monasterios recónditos y aldeas perdidas. En un viaje con destino Everest que pondrá a prueba la buena forma del viajero, ascendiendo alturas de hasta 5.554 metros en sus picos más altos; pero también su capacidad para dejarse sorprender y admirar por una tierra de naturaleza imponente e historias humanas. Incluye vuelos internos, point-to-point, y la posibilidad de admirar un paisaje único a vista de pájaro.

Compartir.

Deja un comentario

error: