Calçotada en La Boella

0

Empieza la temporada de las calçotades toda una celebración gastronómica en Cataluña, una tradición catalana con más de cien años, y en la que este tipo de cebolleta blanca y tierna, se convierte durante los meses de temporada, en todo un símbolo de festejo y tradición.

Calçots

El calçot es originario de Tarragona, concretamente de Valls, cada año se vive la calçotada con gran entusiasmo, a finales de enero se hace la fiesta del calçot, dando el pistoletazo de salida a la temporada que dura hasta finales de abril, aunque ya desde principios de año, son muchos los restaurantes que ofrecen calçotades.

En nombre de calçot, surge del proceso de calzar, a medida que el calçot va creciendo se le va cubriendo de tierra, dejando la parte blanca bajo el suelo, su cultivo es muy exigente, y su recogida se hace manual y selectiva, durante semanas se van recogiendo y seleccionando los que están dentro de la normativa, que suelen ser entre 15 y 22 cm de largo, y entre 2,5 y 2,7 cm de diámetro, para tener una buena calidad.

La calçotada no es un plato nada glamuroso, pero se convierte en todo un acontecimiento, un momento único dónde compartir una experiencia entre amigos, los calçots se preparan a la brasa, aunque los tradicionales se hacen con sarmiento de uva, una vez hechos se sirven en una teja envueltos con papel de periódico, para conservar el calor, siempre han de ir acompañados de su salsa romesco, lo que le da la magia al sabor del calçot y un buen vino para regar el paladar.

Ataviados con un babero, empezamos el ritual, calçot en mano, cogemos la primera piel quemada y a tirar hacia abajo, una vez retirada dejamos la parte blanca y a mojar en salsa, inclinando cabeza hacia arriba y a gozar del sabor de un buen calçot.

boella

Boella

Cada vez son más los adeptos a las calçotadas, y también restaurantes que ofrecen menús, con calçots acompañados de una buena parrillada de carne. Uno de estos establecimientos es La Boella, un restaurante-hotel, ubicado en la localidad tarraconense de La Canonja, lejos de bullicio turístico pero a sólo diez minutos de la histórica Tarragona, considerada como uno de los resorts más especiales y singulares de Cataluña y, probablemente, de España. Sus más de 110 hectáreas de olivos y 6.500 m2 de jardines albergan un lujoso hotel boutique con 13 suites equipado con todos los detalles y servicios Premium; un restaurante gastronómico, donde se ofrece la cocina mediterránea de base tradicional y técnica impecable, sustentada sobre las premisas del Kilómetro cero; uno de los mejores centros de convenciones del país, ubicado en una histórica masía del Siglo XII y equipado con las más modernas tecnologías; la almazara donde se elabora el aceite de oliva virgen extra La Boella; una bodega donde se elaboran vinos con D.O. Tarragona y vinoteca Celler Botiga donde se pueden adquirir, entre otras delicatessen, más de 200 referencias vitivinícolas de todo el mundo. En definitiva, una completa oferta de ocio y gastronomía que invita a quedarse y a descubrir el auténtico significado del placer.

 La Boella presenta su ya tradicional propuesta de calçotadas exclusivas, preparadas al estilo tradicional: a la brasa con sarmiento y acompañados de salsa romesco, una delicia de ligero sabor dulce, con propiedades nutritivas, diuréticas y tonificantes y para tomar con las manos, que se puede disfrutarse durante toda la temporada de calçots en el marco de una antigua masía del S. XII rodeada de 6.500 m2 de jardines y más 110 hectáreas de olivar.

Parrillada de carne

La propuesta de La Boella incluye un aperitivo a base de olivas arbequinas de la finca, dados de queso del Valle de Ribes y fuet acompañados de pan tostado con tomate, los calçots con romesco y, como platos fuertes, butifarra y morcilla del Perol, costillas de cordero, panceta ibérica, patatas de Prades “al caliu”, alcachofas del Prat “al caliu” y el clásico salteado de judías blancas. El menú incluye también un pre-postre, un postre y vinos y Cava para acompañar. Los aperitivos y la caçotada se sirven, como marca la tradición, al aire libre en los jardines de la finca, mientras que la parrillada se ofrece en los coquetos salones de la masía.

El precio del menú es de 45€ por persona y para los niños de entre 2 y 12 años el precio es de 10€.

Dirección: Autovía Tarragona-Reus (T-11), Salida 12. La Canonja (Tarragona).

Teléfono: 977 77 15 15

Web: www.laboella.com

Texto. El Mundo en tu Bolsillo y La Boella  /  Fotos. El Mundo en tu Bolsillo y La Boella

Compartir.

Deja un comentario

error: