Aventura y tradición por tierras bretonas

0

Situada al noroeste de Francia, encontramos la región de la Bretaña Francesa. Con hermosos pueblos de callejuelas estrechas y casas vestidas de llamativos colores, por donde pasear por sus bosques abruptos cubiertos de un manto verde,  llegando a  sus espectaculares acantilados costeros, y escuchando el sonido de las olas al romper con la piedra. Todo ello guarda una historia, porque estas tierras bretonas, rodeadas de una atmósfera de misterio y fábula, son conocidas por sus leyendas y tradiciones.

La Bretaña Francesa es una región histórica de las trece que conforman la República Francesa, que más se beneficia de su mayor longitud costera, situada en el noroeste del estado francés.  Hoy día es parte del país galo, pero también fue territorio independiente con cultura y lengua durante siglos, además de sede de un importante ducado entre los s.XIV y s.XV. Costas barridas por vientos y mareas,  con un interior verde intenso Calle Quimperdebido a la lluvia que, conjugado en un ambiente rural de granjas y aldeas hacen de este paraje un entorno singular que cautiva al visitante.

En nuestro paso descubrimos Quimper, considerada una importante ciudad portuaria en la época romana. Quimper significa confluencia debido a los ríos Odet, Fnourt, y Stein que emergen desde las entrañas de la población y que forman una U. Su centro histórico amurallado por donde pasear por empinadas callejuelas,  nos trasladan entre los siglos XVI y XVIII, con sus casas de piedra y madera conservando el aspecto de antaño y desde donde casi en cualquier punto de la ciudad se asoman las dos torres de una catedral que se necesito casi 300 años para construirla.

En lo más alto de la catedral Saint-Corentin se encuentra la estatua del rey  Gradlon. Entre las leyendas que se cuentas sobre el reinado de Gradlon, tal vez la más popular sea la que hace referencia a la mítica ciudad de Ys, donde el rey vivía junto a su a su hija Dahut. La ciudad estaba rodeada de murallas, salvaguardada  de las mareas altas que rodeaban la villa, con altas puertas en forma de dique y cerradas con las llaves que solo el rey tenía. y que siempre llevaba con él colgadas alrededor de su cuello. La princesa Dahut era conocida por su liviandad, disponía cada noche de un amante el cual hacia ejecutar al amanecer.

Un día conoció a un hombre de buen porte y hermoso que enamoraba a todas las mujeres, aprovechando que la princesa estaba tremendamente enamorada de él, este le pidió que le quitara las llaves que colgaban del cuello de su padre, y ella cedió entregándolas a su apuesto amante, que no era otro que el mismísimo diablo, el cual abrió todas las puestas de la ciudad que fue engullida por las aguas junto a sus habitantes a excepción del rey, el cual yace en forma de estatua en lo alto de la catedral de la ciudad que después renació con el nombre de Quimper.

Vistas de la catedral de Quimper

Península de Crozon

El sur de Brest, es una de las zonas más naturales además de significativa y salvaje de la Bretaña,  perfecta para los aventureros y amantes de la naturaleza declarada parque natural. Una porción de tierra enfrentada a los vientos marinos y rodeada de espectaculares acantilados.

GR 34 o sendero de los aduaneros en la zona de Crozon

El sendero GR34 o también llamado el sendero de los aduaneros, ofrece un recorrido de más de 1800 km de costa bretona. Tanto para expertos senderistas como para aficionados, descubrirán  impresionantes paisajes a lo largo de la ruta. Este GR es considerado como el preferido de los franceses, que desde el cabo de la Chèvre, con excelentes vistas a la bahía de Douarnenez hasta la punta de Raz, descubrimos a nuestro paso zonas idóneas para la práctica del surf.

Se le conoce  como camino de los aduaneros, tras imponer el estado francés un derecho de peaje impuesto a los productos importados, se creó un cuerpo de aduaneros para controlar el contrabando que se generaba, y de esta manera quedar libre de impuestos las mercancías, además ya que el gobierno francés también aplico una ley de naufragio, imponiendo que todos los vestigios de los barcos naufragados  que llegaran a las costas debían ser declaradas, hizo que aumentara la labor de los aduaneros vigilando a los contrabandistas de desembarcos ilícitos.

Carrovelismo

Otra de las actividades a practicar por sus playas, cuando la marea baja, es el carrovelismos, una actividad para todos los públicos, donde poder experimentar la sensación de la vela empujada por el viento y corriendo por su extenso litoral en una estructura de metal con tres ruedas, un pequeño asiento y una vela que con el viento se pueden llegar a alcanzar velocidades consideradas.

Locronan

Formado por casitas de piedra de los siglos XVII y XVIII, el pequeño pueblo de Locronan es una de las villas más visitadas de la región. Pasear por sus callejuelas, visitar su iglesia cuadrada, sus tiendas con la gastronomía típica e incluso su comercio – museo con más de 100 variedades de cervezas, así como su empedrada plaza que nos transportara a épocas pasadas.

Panorámica de Locronan

Punta Saint-Mathieu

La punta de Saint-Mathiue, situado en un paraje idílico junto a los acantilados de la costa atlántica, destaca por su importancia histórica. Junto a los restos de una antigua abadía de monjes benedictinos se situado un faro, construido en 1835, que inicialmente a principios del s.XVII fue una torre donde en lo más alto se colocaba un fanal. En la actualidad la altura de este faro es de 37 metros de altura y puede ser visitado durante todo el año, desde lo más alto podemos contemplar espectaculares vistas de la costa y de la isla Molène. Bajo los pies de este faro también podemos contemplar el monumento nacional a los caídos en el mar, a la vez que poder descubrir los bunkers alemanes de la Segunda Guerra Mundial que rodean el monumento.

Punta Saint-Mathieu

En la Punta de Saint-Mathieu encontramos también el sendero marítimo, un bello circuito que ofrece unas vistas en 180º de la isla de Molène y algo más alejada la isla de Ouessant, así como la costa norte de la península de Crozon. La punta es un lugar de paseo y visita en el que se encuentra el GR34 y el parque natural marino, además de su riqueza histórica.

Pointe du Raz

Pointe du Raz

La Pointe du Raz es una de las penínsulas más significativas y salvajes del occidente bretón, cerca del pueblecito de Plogoff. Antes hubo cerca del cabo varias construcciones, incluidos hoteles, muy poco respetuosas con el entorno. En 1989 se derribaron y se construyó un poco más alejado de la punta un nuevo parking y un centro de visitantes integrados en el paisaje y más acorde a la arquitectura de la zona. Es una de las zonas naturales más famosas de la Bretaña, declarada parque natural y visitada al año por casi un millón de turistas. Se puede hacer un circuito senderista circular rodeando todo el cabo que deja ver acantilados y el faro de la Vieille, que señaliza esta zona de fuertes vientos y tremendas corrientes, y del que se tardó unos cinco años para su construcción, entre 1882 y 1887. El faro se automatizo en 1995, pero mientras estuvo funcionando por fareros, constituía todo un reto de relevos para el  personal por las fuertes corrientes de la punta.

 Gastronomía

Creps y sidra bretona

Francia ya es bien conocida a nivel mundial por su excelente cocina y gastronomía, pero si algo distingue a esta región del resto, es su plato por excelencia ”las crêpes”, en cualquier ciudad o población encontraremos creperías con una amplia carta de esta especialidad, acompañadas de una buena sidra natural  de la región.

 

 

Texto. Pedro Balagué – Fotos. Alejandra Ribas

DATOS DEL VIAJERO

Cómo llegar –  Desde España Vueling solo vuelo directo desde Barcelona con  tiene dos frecuencias semanales hasta Brest .www.vueling.com

Información Turísticawww.vacaciones-bretana.com

Dónde Dormir:

*Escale Oceania Hotel Quimper – https://www.oceaniahotels.com

*Hostellerie de la Mer – www.hostelleriedelamer.com

*Hostellerie de la Pointe de Saint Mathieu – www.pointe-saint-mathieu.com

Dónde Comer:

*Café de L´Epée   –  www.cafedelepee.fr

*Crêperie Atao Aman – 34 Boulevard de la Plage, 29160 Crozon

Ferrata en el Fort Bertheaume

*Hostellerie de la Mer – www.hostelleriedelamer.com

*Hostellerie de la Pointe de Saint Mathieu –  www.pointe-saint-mathieu.com

Actividades para disfrutar:

*Club de char à voile de Pentrez  – Iniciación al carrovelismo – www.charavoilepentrez.fr

* Bertheaume Iroise Aventure – Recorrido de aventura con vía ferrata y tirolina en la población de Plougonvelin, en el Fort Bertheaume a la salida de la bahía de Brest. – www.bertheaume-iroise-aventure.fr

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: