Lisboa, eterna y seductora

0

En el extremo oeste de Europa a orillas del río Tajo se encuentra Lisboa, una ciudad llena de contrastes que cautiva desde el primer segundo, de dilatadas avenidas y espaciosas plazas, de barrios donde la vida de sus habitantes de semblante amable y hospitalaria permanece inalterada y el tiempo parece que se haya detenido. Una ciudad donde el visitante se sumerge entre sus calles y avenidas convirtiendo su experiencia en un viaje apasionante.

Lisboa se abre a los ojos del viajero como una ciudad romántica y glamurosa, una urbe con 545 mil habitantes que combina la tradición con lo vanguardista, capaz de encandilar a quien la visita.

El 1 de noviembre de 1755, los tres elementos de la tierra más destructivos se aliaron para destruir gran parte de la ciudad, la tierra empezó a templar, seguidamente de un maremoto y un gran incendio que causó la muerte de unas 100 mil personas, causando el derrumbe de las viviendas y de los edificios más emblemáticos.

Graffiti de la historia del terremoto de 1755

Una de las mejores formas para conocer la historia de la ciudad desde sus inicios, pasando por el fatídico suceso que la destruyó, llegando a su reconstrucción y acabando hasta la Lisboa dinámica y resplandeciente de nuestros días, es realizar una interesante visita al Lisboa Story Centre, un espacio interactivo dedicado a la biografía de la capital que durante 60 minutos y por un recorrido por varios espacios, podremos recorrer los 20 siglos de su historia.

Muy cerca de la Plaça do Comércio se ubica el centro arqueológico de la Rua dos Correeiros, dentro del edificio del Millennium bcp, en su interior guarda importantes vestigios descubiertos en 1991, entre los que se encuentran desde los primeros asentamientos de la zona hasta diferentes periodos de tiempo.

Barrios de Lisboa

Lisboa está dividida en varios barrios, hay principalmente cinco de ellos que son considerados como los más importantes, cada uno de ellos tiene su propia personalidad, y se llega de uno a otro casi sin percibirlo.

El barrio de La Baixa es el más céntrico y comercial, aquí se ubican los lugares más emblemáticos de la ciudad, como la Plaça do Comércio antiguo emplazamiento del Palacio Real antes de su destrucción en el terremoto de 1755. Justo delante se ubica el Arco da Rua Augusta, desde donde es posible subir hasta lo alto y tener una magnifica visto de toda la plaza y sus alrededores, desde este mirador se puede apreciar la amplitud de la Rua Augusta, una avenida convertida en un escaparate urbano donde abundan los comercios y restaurantes.

Elevador de Santa Justa

En un lateral de la avenida escondida tímidamente entre callejuelas, sobresale el elevador de Santa Justa, una torre de hierro donde en su interior se encuentran dos ascensores que nos subirán a la zona del barrio alto.

Otros lugares representativos del barrio de La Baixa son las plazas de do Rossio, de los Restauradores o la de Figueira.

En las calles del barrio Alto y de su vecina Chiano, son los lugares preferido para quienes buscan diversión nocturna entre locales de copas y restaurantes. Situado en el barrio alto, encontramos el mirador de San Pedro de Alcántara, un rincón bucólico rodeado de jardines, con una impresionante vista del centro histórico gobernado por la imagen del castillo de San Jorge construido por los árabes a mitad del s.IX, cuatro siglos después la fortaleza pasó a ser el Palacio Real, y en 1910 se convirtió en monumento nacional.

La Alfama es un barrio lleno de encanto, de calles con ambiente tímido y destartalado, por donde abundan locales de fado, origen de la melancolía del pueblo portugués. De callejuelas adoquinadas entre escalinatas, rodeadas de casas y pequeños comercios aferrados en el tiempo, entre los que se encuentra una de las tiendas más famosas y antiguas de Lisboa, especializada en conservas y marisco fundada en 1930.

En pleno centro del barrio, podemos disfrutar de las privilegiadas vistas que nos ofrece el mirador Portas do Sol, un lugar muy animado y concurrido por los turistas gracias a su fácil acceso en tranvía.

Desde lo alto de la colina y en una zona más tranquila se ubica otro de los miradores más populares el de Santa Luzia, desde aquí se puede admirar la vista desde los dos lados de río tajo, y uno de los iconos de Lisboa que une cada lado de la orilla, el puente 25 de abril, con sus 2 Km y poco más de recorrido es todo un orgullo para la ciudad, fue construido en 1966 y su nombre inicial fue Salazar, pero cambio tras la revolución de los clavales en abril de 1974.

Belem es considerado como el barrio “más monumental”, en él se encuentran varios de los monumentos más importantes de la ciudad. La majestuosa torre de Belem domina una espléndida vista desde la desembocadura del Tajo, de carácter manuelino, un estilo arquitectónico típico portugués donde se entremezcla el estilo gótico combinado con símbolos y figuras, recreando los descubrimientos que los navegantes portugueses daban a conocer tras su regreso de sus largos viajes, fue construida en el s.XVI durante el reinado de Don Manuel I, y su principal función fue como bastión de defensa de saqueadores. La torre fue declarada Patrimonio de la UNESCO en 1983 junto con el Monasterio de los Jerónimos otro de los enclaves más representativos del barrio de Belem. En 1501 se empezó la construcción del monasterio como símbolo de agradecimiento al regreso de los primeros navegantes portugueses, que realizaron largos viajes en busca de nuevos territorios, como el explorador Vasco da Gama, convertido en toda una celebridad de la época por ser el primer navegante en dirigió las expediciones de barcos hasta la India.

Este impresionante conjunto religioso, y del que no fue hasta finales del s.XVI que finalizó toda su faraónica construcción, es una perfecta combinación del gótico tardío y el renacimiento mezclando diferentes clases de motivos decorativos representativos de objetos que los marineros, descubrieron en cada uno de sus viajes y que es tan característico del estilo manuelino.

El principal cometido de La orden de San Jerónimo era dar apoyo espiritual a los marineros portugueses antes de embarcarse, al mismo tiempo en el interior del monasterio se ubicó un panteón para las grandes celebridades de la época, así como diferentes miembros de la realeza portuguesa del s.XVI. En 1833 los jerónimos fueron expulsados del monasterio por el gobierno, pasando a ser propiedad de estado.

Monumento de los descubridores

El monumento de los descubridores es otro emblema arquitectónico de Belem, con forma de carabela donde simboliza un grupo de personajes representativos de la época del descubrimiento, capitaneados por Enrique el Navegante descubridor portugués que entre sus hazañas se encuentra haber conquistado las Azores y Madeira entre otros. En lo alto del monumento se ubica un mirador del que se tiene unas impresionantes vistas del Monasterio de los Jerónimos.

Pero no solo es famoso Belem por su gesta arquitectónica, lo es también por albergar uno de los secretos “más dulces” y reclamados, los pasteles de Belem, un dulce a base de hojaldre y de una crema elaborada con la receta más tradicional y al mismo tiempo secreta de Portugal. Su fórmula proviene de los monjes de los jerónimos que se la confió a esta pastelería cuando el gobierno desmantelo la orden y el convento quedo vacío, y en 1837 se abrió la tienda para elaborar este dulce.

Los pasteles son totalmente artesanos y se hacen uno por uno, hay una cincuentena de personas trabajando en

Pasteles de Belém

la elaboración de una media de veinte mil pasteles diarios, para satisfacer a los turistas que hacen colas todos los días para poder comprarlos. Aunque en todas las pastelerías de Lisboa se pueden encontrar estos dulces, solo en esta se hacen los pasteles más genuinos ya que, para preservar el legado de sus ancestros, sus ingredientes son tan secretos que solo tres personas en todo el mundo saben exactamente cuáles son.

Otro de los lugares más conocidos es el Parque de las Naciones, un barrio totalmente diferente al resto, creado en 1998 con motivo de la Exposición Mundial, aquí la arquitectura es más moderna, conviven grandes centros comerciales, entre instalaciones de ocio y lugares abiertos, con extensos paseos y zonas ajardinadas. 

Los tranvías

Tranvía

Aunque Lisboa puede presumir de tener una amplia red de transporte público, tanto de tren, bus o tranvía, es este último el más utilizado, ya que abarca un amplio recorrido llegando a la mayoría de rincones de la ciudad.

Existen varios tipos de tranvías que recorren la urbe, desde el más moderno, pasando por los clásicos de color pintados de amarillo y acabando por los turísticos que son rojos, los cuales son más caros y están pensados solo para los visitantes.

Los tranvías aparte de ser un transporte pintoresco y una experiencia que todo turista ha de percibir, debemos de prestar atenció con las personas amantes de lo ajeno, ya que los tranvías que realizan las rutas más emblemáticas de la ciudad donde los turistas más se concentran, suelen haber algún que otro carterista a la espera de algún viajero despistado.

Existen un total de 5 rutas, entre ellas hay dos que son las más solicitadas por el visitante, son los tranvías 12 que realiza un recorrido por el barrio de Alfama y el 28 que pasa por los lugares más característicos y monumentales de la ciudad.

No te puedes perder:

El museo de la Marioneta – Este curioso museo tiene una amplia exposición permanente de marionetas de todo el mundo. Un recorrido por la historia de una expresión teatral con muñecos manipulados por personas, que nos enseñará al mismo tiempo que entender, la diversidad de su significado para diversas culturas, las cuales no establecen a la marioneta solo un arte de entretenimiento, sino en algunos casos un medio de expresión y comunicación cultural. http://www.museudamarioneta.pt/

Museo de las Marionetas

Museo del Agua – Si queremos descubrir una Lisboa desconocida, no hay mejor manera que visitar el Museo del Agua, no solo por las exposiciones y archivos que se pueden visitar referente a los diferentes componentes de abastecimiento que durante la historia han surgido en la ciudad, sino por el impresionante recorrido que se puede realizar bajo las calles por una larga red de túneles subterráneos, donde quedaremos maravillados por las impresionantes estampas arquitectónicas que encontraremos, entre las que se encuentra una enorme salada de cisterna de techos abovedados alzados sobre imponentes columnas de piedra.

Museo del Agua

Hay varias opciones para recorrer los diferentes puntos de depósitos de agua repartidos por la ciudad, los precios varían dependiendo de la zona, y oscilan entre los 3 y 5€, con una hora de duración. La entrada al museo cuesta 4€. http://www.epal.pt/EPAL/menu/museu-da-água

Visita al palacio y bodegas del Marqués de Pombal – Un impresionante edificio del s.XVIII donde podremos visitar el palacio y también degustar en sus bodegas el vino de Carcavelos. Hay diferentes opciones para su visita, a través de su página podemos realizar las reservas, https://www.adegamarquesdepombal.com/ o dependiendo del plan que escojamos ponernos directamente con la persona responsable.

Para realizar una visita al palacio, lagar, bodega y cata tiene un coste de 20€ y la reserva se puede hacer a través de visit.palacio@cm-oeiras.pt

Y si solo que quiere visitar los viñedos, la bodega y una cata cuesta 10€ y contactar con sara.duarte@adegamarquesdepombal.com o confraria.carcavelos@cm-oeiras.pt

Foto y Texto. Alejandra Ribas

DATOS DEL VIAJERO

Información turísticawww.visitlisboa.com

Cómo llegar – Tap Portugal https://www.flytap.com/es vuela de diferentes puntos de España hasta Lisboa, desde Madrid durante temporada invierno (25 de Octubre al 25 de Marzo) hay 6 vuelos diarios (excepto algunos sábados y/o algún martes o domingo) y en verano (26 de Marzo al 24 de Octubre) hay 7 vuelos diarios (excepto algún sábado y algún domingo)

Desde Barcelona temporada invierno hay 6 vuelos diarios (excepto algunos sábados y algún viernes y/o domingo) y otros 7 diarios (excepto algún sábado y/o domingo).

A partir del 10 de Junio Tap Portugal tendrá nuevos vuelos a Lisboa desde otras ciudades de España: 

En temporada de invierno:

  • Sevilla: 2 vuelos diarios (excepto algún domingo)
  • Valencia: 2 vuelos diarios (excepto algún domingo)
  • Málaga: 2 vuelos diarios
  • A Coruña: 1 vuelo diario (excepto martes y jueves
  • Bilbao: 2 vuelos diarios (excepto algún domingo)
  • Vigo: 1 vuelo diario
  • Oviedo: 1 vuelo diario (excepto martes y sábados)

Temporada de verano:

  • Sevilla: 2 vuelos diarios
  • Valencia: 2 vuelos diarios (excepto algún domingo)
  • Málaga: 2 vuelos diarios (excepto algún domingo)
  • A Coruña: 1 vuelo diario
  • Bilbao: 2 vuelos diarios
  • Vigo: 1 vuelo diario
  • Oviedo: 1 vuelo diario
  • Gran Canaria: 1 vuelo diario. A partir del 10 de Junio
  • Alicante: 1 vuelo diario. A partir del 10 de Junio.

Dónde dormir

Hotel Intercontinental 5*https://www.intercontinental.com/. Hotel elegante con amplias y cómodas habitaciones, con metro y autobús cerca del hotel hacia el centro y aeropuerto. A media hora caminando hasta la céntrica Praça do Comércio

Dónde comer

En Lisboa hay gran variedad de establecimientos donde poder degustar la mejor gastronomía portuguesa, nosotros hemos hecho una pequeña selección. 

Rest. Can the Can – En un lado de la Plaça do Comércio se encuentra este original restaurante, deliciosa gastronomía con una gran selección de platos a base de conservas gourmet.

Rest. Gambrinus -Ubicado en el centro de Lisboa, este local es todo un referente tanto por su cocina tradicional, como por su elegante decoración. http://www.gambrinuslisboa.com/

Rest. Pap´Açorda – Situado en el barrio alto, destacan sus platos tradicionales.  Rua Atalaia 1200, Lisboa

Rest. A Travessa – Ubicado en el interior de un antiguo convento, preserva la tradición tanto en su decoración como en sus platos. http://atravessa.com/

Quinta do Tagus Village – Esta impresionante quinta está situada en la orilla del Tajo opuesta a Lisboa, hay que coger un ferry que nos llevará hasta Almada. La quinta tiene diferentes habitaciones para alojarse, algunas de ellas con impresionantes vistas al río y Lisboa. Su pequeño restaurante es una fusión de sabores internacionales entremezclados con la cocina portuguesa. Se puede vivir una experiencia memorable, reservando alguno de sus paquetes de experiencias donde incluye alojamiento, comida y vuelo en helicóptero. http://quintadotagus.com

Quinta do Tagus

Enoteca Chafariz do Vinho – Esta original enoteca está situada en el interior de la entrada de los túneles subterráneos que tiene la ciudad. El restaurante se reparte en varios niveles. Posee una gran variedad de vinos regionales e internacionales. http://www.chafarizdovinho.com/

Compartir.

Deja un comentario

error: